sábado, 20 abril, 2024
InicioSociedad¿Hay muchos pasados?

¿Hay muchos pasados?

Hablamos mucho con Ana, la autora del texto de hoy, sobre las narrativas familiares. Historias que uno no construyó pero de las que forma parte por lo oído y lo vivido. ¿No es en la niñez cuando lo que se escucha se convierte en verdad sin subjetividades? Creo que eso pasa, por ejemplo, con las religiones: solemos tener la misma de nuestros padres porque es muy difícil confrontar lo mágico que aprehendemos en la infancia, no se trata de libre elección.

Ana, descendiente de polacos católicos, conocía la historia de la Segunda Guerra Mundial desde la mirada de un país que había sido dividido entre Alemania y Rusia y cuya población sufrió las miserias del nazismo y de Stalin (hasta que este se convirtió en extraño aliado). Yo, en cambio, provengo de una familia de judíos del Este de Europa que llegó al país mucho antes de aquella Guerra. No tengo una relación directa con Polonia -mis antepasados vivían en lo que hoy es Ucrania, en esa época la Rusia Zarista- pero sí con el significado del Holocausto. Y Polonia quedaba mal parada, los judíos polacos que habían sobrevivido se contaban, casi, con los dedos.

Sabía de los esfuerzos del actual gobierno de Varsovia por dejar claro que los campos de concentración en su tierra no habían sido polacos sino alemanes. Eso es cierto pero tan cierto como que la mala prensa del ultraconservador gobierno actual, que seguramente cambie pronto, venía respaldado de un nacionalismo extenuante y de medidas contra los derechos de la mujer y la libertad de expresión.

Supe que hubo matanzas de judíos que llevó a cabo la población polaca, como la masacre de Jedwabne. Y de denuncias para tener alguna recompensa. Pero también que hubo muchas conductas heroicas, gente que ayudó poniéndose en peligro. Y supe de la historia del general Anders, nueva para mí pese a que un primer ministro israelí había sido su soldado.

Hay que saber escuchar. Ser firme cuando los límites traspasan nuestra ética y no ceder, pero estar abiertos cuando existen historias que desconocemos y aportan una mirada que nos era ajena.

Más Noticias