domingo, 21 julio, 2024
InicioSociedadJulia Figueroa y su operación remontada con arranque en Bakú

Julia Figueroa y su operación remontada con arranque en Bakú

Julia Figueroa quiere ir a sus terceros Juegos Olímpicos. No lo tiene sencillo, aunque la judoka cordobesa afincada en Valencia no parece dispuesta a rendirse. Después de un 2023 repleto de contratiempos, con paso por el quirófano incluido, se encuentra con una anotación en el calendario que está triplemente subrayada en rojo: este fin de semana se disputa el Grand Slam de Bakú. En Azerbaiyán, al lado de las mejores del mundo en su especialidad –menos de 48 kilos-. Figueroa perseguirá una vez más la salida del laberinto.

Julia Figueroa. Gabriela Sabau / IJF

Cita clave en Bakú

A menos de un año del inicio de los Juegos de París, cada cita se tiñe de relevancia. En el caso de Julia Figueroa -que compitió en Río de Janeiro 2016 y Tokio 2020-, la relevancia se multiplica. La judoka, de 32 años, pugna por conseguir la plaza reservada para España en París 2024 y el plazo que se ha marcado la Federación Española está en el mes de diciembre para una primera criba, aunque podría extenderse algún mes más. A Julia Figueroa le toca ahora recuperar el terreno perdido en las competiciones de este año y protagonizar una remontada que le permita abordar su tercera experiencia olímpica.

¿Dónde está la llave? Hasta el 31 de mayo del 2024 deberá sumar los máximos puntos posibles para lograr su billete para París, lo que conseguirá si ocupa uno de los 28 primeros puestos en el ránking olímpico y es la primera española, debido a que solo podrá ir a la cita gala una judoca en la selección nacional.

Un camino de espinas

El pasado mes de febrero fue operada de dos hernias discales y, tras un exigente proceso de recuperación, ingresó de nuevo en el tatami en el mes de junio. Ni en el Grand Slam de Kazajistán ni en el Grand Slam de Mongolia pudo pasar de los primeros combates, quedándose muy lejos de los lugares que habitualmente ocupa.

En el Master de Budapest, en agosto, no le fue mejor y cayó eliminada a la primera frente a la kazaja Galiya Tinbayeva. Fue su último combate oficial. Esos resultados negativos le han hecho bajar posiciones en el ranking y encontrar una dura competencia en sus compatriotas Laura Martínez y Mireia Lapuerta. Le quedan tres meses decisivos y una cita en Bakú que marcará todo el camino posterior.

Julia Figueroa, durante un combate. IFJ

Dura competencia

El Grand Slam de Bakú, entre el 22 y el 24, reune a 452 competidores entre hombres y mujeres que representan a 61 países. En la categoría en la que compite Julia Figueroa, la de menos de 48 kilos, están inscritas 24 judokas.

Figueroa, que está en el puesto 19 del ranking, es superada en este momento por la madrileña Laura Martínez Abelenda, que está situada en la posición número 12. En el torneo azerbayano están la número uno, la italiana Assunta Scutto, y la 2, la francesa Shrine Boukli.

La expedición española

Dieciséis judokas españoles viajarán a Bakú en busca de puntos para la clasificación a los Juegos de París en un grand slam en el que participarán varios campeones mundiales y olímpicos.

Fran Garrigós (-60 kg) estrenará el dorsal rojo como vigente campeón del mundo, Niko Sherazadishvili vuelve a competir tras nueve meses alejado del circuito internacional por una lesión y, junto a ellos, estarán Alberto Gaitero y David García (-66 kg); Julia Figueroa y Laura Martínez Abelenda (-48 kg); Salva Cases y Jorge Cano (-73 kg); Estrella López (-52 kg); Alfonso Urquiza y José María Mendiola (-81 kg); Jaione Equisoain (-57 kg); Dani Nieto (-90 kg); Sarai Padilla y Cristina Cabaña (-63 kg); y Ai Tsunoda (-70 kg).

Más Noticias