viernes, 1 marzo, 2024
InicioSociedadAsamblea y réquiem de Rubiales: de salir a hombros a tirar la...

Asamblea y réquiem de Rubiales: de salir a hombros a tirar la toalla

La asamblea que se escenificará este viernes en la Ciudad de el Fútbol de Las Rozas a partir de las 12:00 horas tenía previsto un guión muy diferente. Luis Rubiales la convocó de urgencia, «y a traición», según palabras de un asambleísta afin al presidente que comunicó su negativa a acudir, para blindarse ante lo que en la Federación han calificado de «asedio mediático y político brutal«. Rubiales activó el protocolo de investigaciones internas del departamento de Integridad de la Federación, para bloquear al Consejo Superior de Deportes hasta que le remitiesen el informe. Manejando así los tiempos desde dentro de la RFEF y poder ser aclamado por sus fieles asmableístas. 

Sin embargo, la presión política, deportiva (incluidas FIFA y UEFA) y social comenzó a complicar la situación. Rubiales se las prometía felices con una asamblea plácida en la que sus miembros respaldasen por unanimidad su gestión, con los títulos del Mundial de la selección femenina y la Nations League, con la masculina. Pero el incidente del beso a Jenni Hermoso ha provocado un tsunami que ha imposibilitado que el de Motril saque adelante la asamblea en la que ha pasado de salir a hombros a escenificar su derrota tirando la toalla

Ni 70 votos

Rubiales necesita 70 de los 140 votos de los miembros, de los que solo cinco son mujeres (cuatro jugadoras y una árbitro). Entre esos 140 miembros, 20 son miembros natos, los clubes de 1ª y 2ª División. Y precisamente esos veinte (Athletic, Barça, Betis, Getafe, Mallorca, Osasuna, Real Sociedad, Villarreal, Cádiz, Rayo, Alavés, Las Palmas, Elche, Sporting, Leganés, Éibar, Lugo, Tenerife, Ponferradina y Zaragoza) han sido los primeros en confirmar que no acudirán a la asamblea. Un palo duro para un Rubiales que pensaba contar con el apoyo de alguno de los pesos pesados de la asamblea. 

El jueves fue intenso en los despachos de la tercera planta de la Ciudad del Fútbol. A medida que pasaban las horas y recapitulaban las llamadas a los asambleístas se hacía más evidente que sacar adelante la asamblea de hoy era poco menos que imposible. El equipo de trabajo de Rubiales ha trabajado a contrarreloj telefoneando a cada asambleísta, desde clubes invitados, a jugadores y jugadoras, entrenadores y árbitros.

Ni la lealtad arbitral

Precisamente este colectivo, el arbitral, que siempre se ha posicionado a favor del presidente sin fisuras, tenía, por primera vez, voces discordantes en su seno que calificaban de «error histórico» el apoyo al presidente en estas circunstancias. Lo que ha terminado por arruinar las aspiraciones de Rubailes a salir victorioso de una asamblea convocado como un salvavidas al que aferrarse. Por eso este viernes la asamblea será una escenificación de su derrota, aunque su penitencia no acaba aquí porque el CSD pueda elevar las denuncias al TAD para que Rubiales responda por ellas.

Más Noticias