sábado, 13 julio, 2024
InicioEconomíaInflación: el pronóstico de tres grandes bancos internacionales para los próximos meses

Inflación: el pronóstico de tres grandes bancos internacionales para los próximos meses

Dos grandes bancos del mundo, el Morgan Stanley y el HSBC, compartieron nuevos informes en los que proyectan el avance de la inflación para los próximos meses en la Argentina.

Con una tasa de inflación que aún se mantiene en los dos dígitos mensuales tras el pico del 25,5% del pasado mes de diciembre, se espera que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) de este año supere al menos el 200%.

Esta dinámica de alta inflación está traccionada por la liberación de precios y el efecto arrastre de la devaluación de diciembre de Luis Caputo, señaló Ámbito.

Sin embargo, Milei tiene como principal objetivo la rápida eliminación de la inflación, la cual hoy mantiene un camino a la baja debido a la brusca caída del consumo atada a la pérdida de poder adquisitivo.

La estimación de Morgan Stanley sobre la inflación argentina

En este marco, las proyecciones de Morgan Stanley revelan que la Argentina cerrará el 2025 con un 31,6% de inflación tras un 207,7% para este año.

En su último informe sobre la Argentina, el banco de inversiones Morgan Stanley destacó «una mejora considerable de las cuentas fiscales y exteriores», aunque se mostró más «prudente» respecto a la posibilidad de que Milei pueda aplicar su amplio programa de reformas debido a la necesidad de consenso con otros espacios políticos en el Congreso.

El escenario base del JP Morgan para la Argentina en 2024 incluye una recomposición de las reservas netas en u$s10.000 millones

En contraste con la baja de la inflación, el informe también se refirió al ajuste generalizado que está llevando a cabo el Gobierno, el cual impacto en los ingresos de forma directa.

Al respecto, los economistas del banco consideran que «el ajuste puede ser muy anticipado», con un recorte en torno al 3,8% del PBI en 2024, lo que dejaría a la Argentina «con un superávit primario del 0,8% del PBI», aunque una situación social crítica si no se logran recomponer los ingresos.

El ajuste presiona sobre una recesión que se profundiza y que sirve como ancla a la inflación, razón por la que Morgan Stanley pronosticó una suba del 207% del IPC para 2024 y un 31% para el 2025, aunque con una caída en el nivel de actividad del -3,3% este año junto a una recuperación del 3,6% el siguiente.

Pese a esto, aún hay «riesgos importantes» en el camino de la baja de la inflación que podrían hacer a esta «más persistente». Como ejemplo, señalan la importancia de la liquidación de la cosecha gruesa del agro que comenzará pronto y si los exportadores consideran conveniente el tipo de cambio para esta operación, punto clave para recomponer reservas.

El informe se refiere también a una segunda ancla: el tipo de cambio oficial que hoy se actualiza con una corrección mensual de tan solo el 2%, muy por detrás de la inflación.

Según la entidad, actualmente «la política monetaria es probablemente adecuada para anclar expectativas de inflación», ya que el bajo crawling peg regula el traslado a precios del oficial.

Sin embargo, considerando los planes de dolarización de Milei, el Morgan Stanley cree que este esquema deberá modificarse en pos de una apertura del cepo cambiario y, luego, un cambio del sistema monetario en el que se habilite la competencia de monedas.

Un eventual bimonetarismo «requerirá un tipo de conversión competitivo y tasas reales positivas para que el peso pueda competir», señala el informe para cerrar.

Inflación: el pronóstico del HSBC

Mientras tanto, el banco HSBC también compartió un pronóstico similar, aunque un poco más alto, del 40%. Según la entidad británica, la fuerte recesión generada por la caída de los ingresos tendrá como consecuencia una «desinflación más temprana».

Ahora prevén una contracción del PIB del 4,0% en 2024 tras un descenso del 1,6% en 2023, recortando su proyección previa de que la contracción sería de 2,0% este año tras cerrar en -1,0% el 2023. Si se excluyera el agro, en tanto, dijeron que la contracción la caída del producto este año alcanzaría el 5,5%.

Los analistas del banco, en cambio, elevaron su previsión para la expansión de 2025, a la que ahora sitúan en 3,0%, 0,5 puntos porcentuales por encima de la previsión previa. Expresaron que eso supone que Milei pueda estabilizar la economía y situarla en la senda del crecimiento sostenible. «No obstante, los riesgos de aplicación siguen siendo elevados», advirtieron.

Inflación: el pronóstico de JPMorgan

El escenario base del JP Morgan para la Argentina en 2024 incluye una recomposición de las reservas netas en u$s10.000 millones, un resultado fiscal primario que cierre en cero este año y una desaceleración de la inflación. «El camino hacia la línea de base está plagado de riesgos, pero el presidente parece decidido», resalta en el informe.

Respecto de las perspectivas a futuro, plantean: «Hay muchos desafíos políticos y riesgos de ejecución, pero parece haber un camino hacia un acuerdo político junto con una mayor asistencia del FMI destinada a levantar los controles de capital; esto podría dar más ventajas al repunte».

Más Noticias