sábado, 13 julio, 2024
InicioPolíticaFuror en Brasiloche: la aplicación creada por argentinos que adoptaron los turistas...

Furor en Brasiloche: la aplicación creada por argentinos que adoptaron los turistas que visitan el sur

SAN CARLOS DE BARILOCHE.- A diferencia de otros emprendedores, Nicolás Bourbon y Matías Gorganchián arrancaron sus carreras profesionales en el mundo corporativo y, rondando los 50 años, se animaron a la aventura. En 2023 lanzaron kamiPay, la fintech argentina que permite cobrar productos y servicios en reales a turistas brasileños y recibir dólares digitales o pesos de manera inmediata y automática al mejor tipo de cambio.

Tal como explican sus creadores, la nueva solución (que no tiene ningún costo adicional para el prestador ni tampoco costos fijos o de activación) agiliza y potencia el negocio de operadores de viajes, hoteles, locales gastronómicos, rentals y todo tipo de emprendimiento turístico, al momento de solicitar cobros de manera fácil y segura a los turistas brasileños que visitan la Argentina.

kamiPay permite aceptar el sistema de pagos QR más popular de Brasil, llamado PIX: el turista ve el precio en reales, escanea un código QR y paga de forma segura.

“Los dos teníamos mucha experiencia previa en el mundo corporativo en áreas relacionadas con retail, ciencia de datos y sistemas de pago de misión crítica. Además, compartimos una extensa historia alrededor de Bitcoin y las criptomonedas. Quisimos hacer algo juntos, con el foco en crear una solución que resolviera un problema real. Hicimos una investigación exhaustiva de los costos de un negocio en todos los sistemas de pagos que existen. En ese punto, se hizo evidente que en el área de cobros con tarjetas del exterior había una oportunidad”, afirma Bourbon.

Matías Gorganchián y Nicolás Bourbon arrancaron sus carreras profesionales en el mundo corporativo y rondando los 50 años se animaron a la aventuraSEBASTIAN PANI

Buscaron simplificar el proceso para los clientes, de modo que no tuvieran que descargar una app especial ni registrarse. “Además, para estar dentro del marco regulatorio existente, no íbamos a poder custodiar fondos. Es decir, teníamos que integrar todo de tal manera que la plata salga del pagador y haga todo un camino hasta el cobrador sin quedar depositada nunca en una cuenta de kamiPay. Advertimos que en el turismo internacional se reflejaba el problema de forma más evidente, ya que los costos de procesamientos de pagos internacionales son los más altos. Y focalizamos en Brasil porque sus turistas generan en la Argentina el mayor volumen de transacciones cross border”, suma Bourbon.

KamiPay combina PIX –el sistema del Banco Central de Brasil que se convirtió en el principal medio de pago de ese país– con tecnología blockchain. El turista escanea un código QR PIX de manera presencial (o recibe un link si la operación es remota), realiza el pago en reales como si estuviera en Brasil y, al instante, el prestador recibe dólares digitales al mejor tipo de cambio en la billetera digital de su elección, un saldo que puede convertir a pesos argentinos en cualquier momento.

“Pix es un estándar abierto de pagos que creó el Banco Central de Brasil. Todas las entidades financieras de ese país lo facilitan. Utiliza un código QR interoperable, es decir, se puede usar en la app de pagos de cualquier fintech o banco brasilero. Es un caso de estudio a nivel mundial porque alcanzó un grado de adopción nunca antes visto en la historia de los pagos digitales. En menos de tres años, Pix logró en Brasil superar la cantidad de transacciones de tarjetas de crédito y débito combinadas. Millones de personas no bancarizadas fueron incluidas en el sistema financiero”, explica Gorganchián.

En Pix, los argentinos encontraron la oportunidad que buscaban para transferir valor de un país a otro en segundos al mejor tipo de cambio para todas las partes. “Estaba claro que teníamos que traer Pix a la Argentina. Con Mati dijimos: ‘Esto tiene que funcionar’. Claro que era apenas una hipótesis, había que demostrarla”, dice Bourbon.

Para abril de 2023 ya habían hecho todas las pruebas de seguridad y performance. Armaron luego un grupo cerrado de clientes para la prueba de concepto. Los emprendedores argentinos querían confirmar la hipótesis de que si un brasilero veía un QR de Pix lo iba a elegir frente a las otras opciones de pago.

Por eso, empezaron por la solución de cobros para comercios y, a finales de junio del año pasado, ya tenían una señal muy fuerte de que funcionaba: “Los comercios beta testers nos dijeron que habían migrado todo su volumen a kamiPay. Es decir, todos los cobros de personas de Brasil los empezaron a hacer vía Pix para recibir dólar digital al instante al mejor tipo de cambio en la billetera o cuenta bancaria de su elección”, recuerda Gorganchián.

KamiPay se lanzó oficialmente en julio de 2023. Empezaron entonces una carrera ascendente que se focalizó en hacer bootstrapping para incorporar nuevos comercios. Ese método consiste en hacer crecer una empresa combinando los recursos propios con los ingresos que se generan a través de los clientes, es decir, sin depender de financiamientos externos. Actualmente más de 600 marcas utilizan la plataforma (entre ellas, Freddo, Prune, Cheeky y Howard Johnson) y ese número sigue en ascenso.

La ventaja sobre los cobros cross border, que demoran en acreditarse y son costosos, resulta fundamental para el éxito. Lo cierto es que, con el otro sistema, cuando se utilizan tarjetas de crédito y débito, el pago al comercio se acredita recién en tres semanas y a un tipo de cambio no competitivo.

“También vimos la posibilidad de proveer infraestructura tecnológica a través de APIs para que otros jugadores del ecosistema fintech pudieran incorporar la misma solución que habíamos desarrollado en sus propias aplicaciones. Hoy tenemos integraciones de todo tipo. Por ejemplo, una billetera cripto utiliza nuestro servicio para permitir a sus usuarios que viajan a Brasil pagar en comercios con pesos argentinos o criptomonedas a través de Pix. Es decir, el caso de uso inverso. También le damos servicio a plataformas para freelancers, operadoras de turismo y sistemas de puntos de venta”, amplía Gorganchián.

Hasta hoy, más de 45 mil brasileños pagaron con Pix en Argentina a través de la solución de kamiPay. Y turistas argentinos en Brasil ya pagaron en más 35 mil comercios. Entre cobros y pagos, se trata de un volumen agregado superior a las 250 mil transacciones procesadas desde el lanzamiento de la solución.

“Actualmente, también ofrecemos la posibilidad de convertir un pago de Pix a stablecoin. Eso no tiene nacionalidad. La solución aplica a cualquier lugar. Estamos buscando avanzar más agresivamente con la expansión internacional, pero no solo para llevar Pix a otros países, sino también para integrar otros métodos de pagos digitales instantáneos a la plataforma. Nuestro objetivo es que todos los sistemas de pago que son un éxito a nivel local se puedan usar de forma transparente más allá de las fronteras de sus países de origen”, advierte Bourbon.

Su socio agrega que, en el segundo trimestre de este año, se abrirán a una ronda de inversión. Asimismo, ya estuvieron en contacto con algunos fondos Venture Capital tanto regionales como de Estados Unidos. “En toda esta trayectoria hemos confirmado nuestra hipótesis de que, frente a la oferta de medios de pago, una persona fuera de su país selecciona la que le resulta conocida, cómoda y segura. Ahora queremos crecer en el enorme mercado de pagos internacionales utilizando la experiencia que ya tenemos de haber innovado en la Argentina con un caso de uso probado. Habiendo validado que la solución tiene product market fit, crecer en un mercado tan grande requiere inyección de capital. Entendemos que no se puede hacer en modo bootstrapping, que es la forma con la que llegamos hasta aquí”.

Contentos por haberse animado a emprender y por el crecimiento de su proyecto, Bourbon y Gorganchián creen que existe un prejuicio según el cual venir del mundo corporativo limita una aventura emprendedora. “Pero no se trata de sacudirse esa supuesta inercia, sino de saber identificar qué elementos de tu historia te hacen más fuerte para el nuevo proyecto y cuáles definitivamente tenés que cambiar. De hecho, según una investigación del MIT, la edad promedio de un emprendedor exitoso que funda una empresa es 45 años. Cuando kamiPay tomó vuelo, toda nuestra práctica corporativa nos sirvió para ir más rápido. Ahora es el momento en que la experiencia empieza a valer más”, cierra Bourbon.

Conocé The Trust Project

Más Noticias