viernes, 19 abril, 2024
InicioEspectáculosTaylor Swift: trastornos de alimentación, problemas con el machismo y los discursos...

Taylor Swift: trastornos de alimentación, problemas con el machismo y los discursos de odio; las peleas que ganó y cómo lo hizo

Hablar de batallas propias y otros fantasmas requiere de coraje y preparación. A esto lo entendió bien Taylor Swift con los años. En este sentido, en el documental Miss Americana, la cantante estadounidense hace alusión a distintas peleas que afrontó durante su trayectoria: haters (odiadores en las redes sociales), trastornos de la alimentación y el machismo.

El discurso y las letras de Taylor Swift – que actuará en el estadio de River 9, 10 y 11 de noviembre- van en la misma dirección. Y disfruta de contar historias por medio de la música. You Need to Calm Down (Necesitás calmarte, su canción) apunta contra los llamados haters y su empeño arrasador en destruir a través de las redes.

«He aprendido una lección de que estresarte y obsesionarte con alguien no es divertido», denuncia Swift en su tema, con el que ganó cuatro premios (entre MTV, Teen Choice Awards y Grammy) por el video y el mensaje que transmite.

El foco de esta disyuntiva comenzó en 2009 cuando Kanye West, rapero y productor estadounidense, la humilló en el escenario de los premios MTV VMAs, frente a miles de personas. Y más tarde, arremetió incluyendo a la artista en una de sus canciones agrediéndola.

En cuestión de minutos, el hashtag #TaylorSwiftEsHistoria se convirtió en tendencia.

«Somos personas intrínsecamente inseguras», confiesa la cantautora. «Nos gustaba el sonido de los aplausos y nos hacía olvidar que sentimos que no somos tan buenos», expresa con total honestidad.

Disparen sobre Taylor

Taylor Swift sufrió abuso sexual y pelea a diario contra los Taylor Swift sufrió abuso sexual y pelea a diario contra los «haters» de las redes sociales. Foto: Reuters Sobre esta situación que se volvió «abrumadora», señala en su documental: «Solo quería desaparecer. Nadie me vio por un año».

La acusaron de victimizarse, la llamaron «mentirosa, mala y fabuladora», entre otras cosas. Todos los mensajes impactaron fuerte en ella y la atravesaron hasta destruir su persona.

Pero volvió con más fuerza, y comenzó a trabajar en la canción que alza la voz contra los haters. «Era un animal herido que atacaba», revela.

«Tuve que deconstruir un sistema de creencias en pos de mi salud mental«, cuenta la artista que, tras levantarse, decidió demostrar que realmente merecía ocupar su lugar en el mundo de la música.

Un problema que persiste

Taylor Swift comprendió que Taylor Swift comprendió que «es mejor lucir con kilos de más que lucir enferma». Foto: Reuters Lejos de ser la única batalla, también lidió con los comentarios sobre su imagen.

«Con el correr de los años, aprendí que no me hace bien ver fotos mías todos los días», dice mientras confiesa que tiene «tendencia a dejar de comer».

«No dices ‘tengo un trastorno alimenticio’, pero sabes que controlaste todo lo que comiste ese día», narra.

Y advierte con la emoción a flor de piel: «No te das cuenta de que lo haces, porque es algo gradual».

Sin obviar detalles, explica minuciosamente: «No estoy orgullosa de eso. Hay cosas que me detonan. Puede ser una foto en la que mi barriga se ve muy grande o que alguien diga que parezco embarazada. Eso me detona y dejo de comer«.

«Creía que debía sentir que estaba a punto de desmayarme en el escenario. Ahora me doy cuenta de que si comés, conservás energía y te fortalece. Puedes hacer muchas presentaciones y no sentirlo. Fue una evaluación muy positiva, porque ahora estoy feliz con cómo soy. No me preocupa tanto si alguien me dice que aumenté de peso», relata y cierra: «Es algo que mejora mi calidad de vida».

A Taylor Swift la critican por cambiar seguido de novio. Ella respondió con una canción: A Taylor Swift la critican por cambiar seguido de novio. Ella respondió con una canción: «The Man». Foto: AFP Conforme a su relato, mientras Taylor se preocupaba por ser talla pequeña, se defendía frente a la gente con que hacía mucho ejercicio: «Y sí lo hacía, pero no comía».

Si bien identifica el problema, admite que no es una puerta fácil de cerrar. Es que hay días que, de nuevo, piensa en dejar de comer. No obstante, se repite a sí misma: «Es mejor lucir con kilos de más que lucir enferma. Eso no te conduce a nada bueno».

Los flashes constantes y hechos como que la prensa grabe «sus piernas delgadas» tuvieron un rol central en este camino que, con valor, pudo empezar a andar.

El abuso sexual

A lo largo de su amplia trayectoria, vivió momentos que la marcaron. Pero sin dudas hubo uno en el que su forma de ver el mundo y, en consecuencia, de actuar, cambiaron para siempre.

A sus 27 años debió asistir a un tribunal en Colorado, luego de haber sufrido un abuso sexual por parte del DJ David Mueller en una radio.

«Lo primero que te dicen en el juzgado es ‘¿por qué no gritaste o reaccionaste antes?’», cuenta con total indignación.

Según narra, aquel día la invadió el enojo: por tener que estar ahí confrontando con el abogado de su abusador y por las tantas mujeres que estuvieron en el mismo lugar.

El día del hecho, hubo siete personas en la radio que lo presenciaron. Y también hubo una foto. El abuso era más que explícito: el DJ la tocó por debajo de su falda.

Gracias a que tuvo pruebas, el juzgado falló a su favor. Pero nada repara el daño. No lo olvida y no lo puede cambiar. La obligó a resetearse. «No tienes sensación de victoria cuando ganás, porque el proceso de deshumaniza», indica compungida en el documental sobre su vida.

Desde aquel día, sintió que su grito de lucha por los derechos de las mujeres tenía que ser más fuerte. Y no pudo dejar de pensar en todas las mujeres a las que no les creyeron.

A esto se suma algo que la cantante ya advertía en la industria musical: la desigualdad entre hombres y mujeres. Según recalca, una artista femenina debe reinventarse muchas veces más que un músico.

Taylor Swift fue señalada por salir con «muchos hombres». «Cambia de novio todo el tiempo», lanzó una periodista en televisión.

Taylor Swift, en Taylor Swift, en «The Eras Tour», la gira que la traerá a la Argentina 9, 10 y 11 de noviembre.«¿Cómo es eso de presumir dólares y andar con todas las perras y modelos? Y está bien si eres malo, y está bien si te enojás. Si estuviera por ahí presumiendo mis dólares, sería una perra, no un campeón«, denuncia en su canción The Man, que apunta directamente a una sociedad machista.

La cantante creció junto a sus seguidores. Orgullosa, cuenta que en sus canciones puede reflejar lo que le pasa y, al mismo tiempo, lo que le pasa a sus fans.

Taylor Swift tiene muy en claro que sus letras dejan un mensaje en cada persona. Así, prioriza lo que va a expresar y las cosas por las que vale la pena luchar. «No puedo controlar lo que me va a pasar, pero sí puedo controlar lo que escribo», subraya.

Más Noticias