sábado, 13 abril, 2024
InicioPolíticaLa izquierda todavía no definió una posición común para el balotaje

La izquierda todavía no definió una posición común para el balotaje

Todos los espacios de izquierda rechazan a Javier Milei pero la mayora no define un apoyo a Massa en el balotaje en la foto Myriam Bregman y Gabriel Solano

Todos los espacios de izquierda rechazan a Javier Milei, pero la mayoría no define un apoyo a Massa en el balotaje. (en la foto, Myriam Bregman y Gabriel Solano).

Los espacios que integran el Frente de Izquierda Unidad (FIT-U) realizaron en los últimos días plenarios y debates sobre la postura que deben asumir de cara al balotaje del 19 de noviembre, pero sin poder consensuar aún una posición unificada para la segunda vuelta electoral en la cual competirán el candidato de Unión por la Patria (UxP), Sergio Massa y el diputado nacional y postulante de La Libertad Avanza (LLA), Javier Milei.

Si bien los principales referentes de las fuerzas del FIT-U admiten que ambas opciones no representan lo mismo, rechazan dar apoyo al postulante de UxP y expresan diferencias sobre si corresponde impulsar el voto en blanco ante un posible gobierno de ultraderecha.

Tres de los cuatro partidos que integran la alianza ya definieron una postura y aunque la mesa nacional del FIT-U tiene previsto reunirse en el transcurso de esta semana para intentar consensuar una posición conjunta, algo que parece difícil de concretarse.

Mientras que el Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS) que conduce Myriam Bregman y Nicolás del Caño definió el pasado lunes llamar a «no votar» al candidato de La Libertad Avanza (LLA), pero negándose a dar «ningún tipo de apoyo político ni electoral» a Sergio Massa, el Partido Obrero (PO) que dirige Gabriel Solano fue todavía más explicito y definió no votar «ni a Milei ni a Massa».

En tanto, el Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST) se expresó en contra de «hacer campaña» por el voto en blanco y solo resta conocer la postura de la Izquierda Socialista (IS) que -según anticiparon fuentes partidarias- será pública entre este lunes y el martes próximo.

A pesar de las críticas que la izquierda trotskista manifiesta sobre Massa, lo concreto es que Milei es el candidato que llegó a decir que los socialistas «son escoria humana».

El libertario agravi a los militantes de izquierda y denost algunos reclamos histricos como la protesta social la lucha feminista la agenda ambiental y los derechos humanos Foto Cris Sille

El libertario agravió a los militantes de izquierda y denostó algunos reclamos históricos como la protesta social, la lucha feminista, la agenda ambiental y los derechos humanos / Foto: Cris Sille.

El libertario incluso agravió a los militantes de izquierda y denostó algunos reclamos históricos como la protesta social, la lucha feminista, la agenda ambiental y los derechos humanos.

Por esto, hay un consenso general entre los dirigentes y militantes en que ambos postulantes «no son lo mismo», aspecto clave que diferencia este escenario a la segunda vuelta electoral de 2015, cuando se enfrentaron el candidato de Cambiemos, Mauricio Macri, y el postulante de Frente para la Victoria, Daniel Scioli.

A pesar de las críticas que la izquierda trotskista manifiesta sobre Massa, lo concreto es que Milei es el candidato que llegó a decir que los socialistas «son escoria humana»

La postura de 2015

En aquel entonces el FIT llamó a votar en blanco, posición que fue duramente criticada al ser interpretada como «hacerle el juego al PRO» especialmente luego de que Macri resultase electo con el 51.34 porciento de los votos del electorado.

En esta oportunidad, el PTS no llama explícitamente a votar en blanco y expresa enfáticamente que no hay que votar al «ultraderechista» de Javier Milei, pero rechaza brindar un apoyo «político o electoral» a Sergio Massa por señalarlo como «el principal responsable del ajuste», según dieron a conocer el pasado lunes en una extensa declaración.

«Estamos planteando una postura política. Cada simpatizante o compañero va a terminar utilizando su voto de distintas formas, pero no podemos darle apoyo a Massa porque hacerlo es dejar de ser de izquierda y una fuerza independiente», añadió Guillo Pistonesi, dirigente nacional del PTS, a Télam.

Tras la difusión de la postura, hubo una amplía repercusión en medios y diferentes sectores políticos que interpretaron el comunicado como un llamado implícito al voto en blanco.

Pistonesi explicó que no van a expresar «concretamente» cómo manifestar el voto, pero anticipó que si algún otro partido quiere hacerlo a través del voto en blanco «no sería una discrepancia» ya que no atenta con «la independencia política de la izquierda».

«En 2015 hicimos campaña en voto en blanco. Comprendemos el voto a Massa para evitar que gane Milei y esa es la diferencia sustancial con aquel momento. Lo comprendemos porque es un troglodita que plantea un proyecto reaccionario, misógino, de ultra derecha, privatista y de ninguna manera podemos votarlo», explicó Pistonesi.

«Estamos planteando una postura política. Cada simpatizante o compañero va a terminar utilizando su voto de distintas formas, pero no podemos darle apoyo a Massa porque hacerlo es dejar de ser de izquierda y una fuerza independiente»Guillo Pistonesi Este sábado, el PO definió no apoyar ni votar «ni a Milei ni a Massa» en un plenario con delegados de todo el país que se realizó en la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA.

«Combatimos a Milei y llamamos a enfrentar la unidad nacional de ajuste de Massa contra los trabajadores», expresaron en su resolución.

Previamente, la diputada nacional de ese partido, Romina del Plá había asegurado que el balotaje es «una extorsión para elegir entre ajustadores» y planteó que «debería ser anulado por antidemocrático y reaccionario» durante la Asamblea Legislativa donde se oficializaron las fórmulas.

«Ambos candidatos van a continuar una política contra los trabajadores. Votarlo es reforzar a quien nos va a venir a ajustar. Es como votar a un verdugo, lo mejor que podría pasar es que el próximo presidente no tenga la fuerza necesaria para llevar adelante el ajuste contra el pueblo», argumentó Solano al ser consultado por esta agencia.

A diferencia de estos dos planteos, el MST definió rechazar el voto en blanco ya que no consideran que sea el mismo escenario que en 2015 y aseguran que Milei es un «ultraderechista» que defiende un proyecto «antiderechos y negacionista».

«Nuestra primera definición es llamar a los trabajadores y jóvenes a NO votar a Milei», enfatizaron desde el espacio el pasado viernes 27 de octubre luego de haber debatido entre toda la militancia.

«Entendemos la voluntad democrática de quienes votaron a Massa para que no gane Milei, por lo tanto, no llamaremos al voto en blanco ni haremos campaña en ese sentido«, añadieron.

A diferencia de estos dos planteos, el MST definió rechazar el voto en blanco ya que no consideran que sea el mismo escenario que en 2015 y aseguran que Milei es un «ultraderechista» que defiende un proyecto «antiderechos y negacionista» Sin embargo, coinciden con los otros espacios en que el proyecto de Massa «no es solución» para los problemas del país y manifiestan críticas a la convocatoria de unidad nacional con gobernadores y sectores empresariales por lo que definieron negar el «apoyo político» al candidato de UxP.

«No nos es indiferente tener tremendo ultraderechista diciendo barbaridades. No consideramos que sean lo mismo, por eso no tenemos la misma estrategia que el PTS en el balotaje y no creemos que haya que llamar a votar en blanco», explicó a Télam el integrante de la mesa nacional por el MST, Sergio García.

Por fura del FIT-U

Por fuera del FIT-U, el partido Política Obrera que conducen Marcelo Ramal y Jorge Altamira llamaron al voto en blanco y el Nuevo MAS -que dirige la exprecandidata presidencial Manuela Castañeira- convocó a sus militantes a elegir «libremente su opción» siempre y cuando esto no sea un voto a Milei.

Independientemente de quién termine imponiéndose en las elecciones, desde la izquierda anticipan que en la próxima gestión va a ser importante fortalecer la lucha en las calles, en los puestos de trabajos y entre la juventud.

Más Noticias