viernes, 19 abril, 2024
InicioEspectáculosEl nuevo show de U2 en el Sphere de Las Vegas es...

El nuevo show de U2 en el Sphere de Las Vegas es un verdadero salto al futuro

Una mirada hacia el futuro, un decidido paso hacia adelante dio la banda irlandesa U2 en su primer concierto, de sus programados 25 shows, entre el 29 de septiembre y el 16 de diciembre, en el flamante estadio futurista MSG Sphere, ubicado en The Venetian Resort, en Las Vegas, con espacio para 18.300 personas.

Los fans de la banda definieron el concierto como una deslumbrante odisea visual y los medios especializados hablan de un concierto que cambiará el entretenimiento en vivo para siempre al tiempo que dejan entrever que el espectáculo fue “tan absolutamente extraordinario que abrumó a la propia banda”, como señaló el matutino londinense The Telegraph.

“Qué apartamento tan lujoso”, exclamó el carismático Bono al salir al escenario del Sphere.

El cantante ya se había encargado de generar expectativas acerca del recinto en donde iban a presentar su nuevo espectáculo dedicado íntegramente a UV Achtung Baby, disco lanzado en 1991, y que tiene al baterista holandés Bram van den Berg en reemplazo de Larry Mullen Jr, baterista fundador del grupo que se está recuperando de una cirugía y que este año deberá seguir un delicado tratamiento.

Tanto Bono como el guitarrista The Edge y el bajista Adam Clayton, tras presentar al baterista reemplazante sostuvieron “Somos la banda adecuada, UV Achtung Baby es el álbum adecuado y Sphere es el lugar adecuado para llevar al siguiente nivel la experiencia musical en vivo”.

En julio de 2022, Billboard adelantó que U2 había llegado a un acuerdo para realizar una serie de conciertos en el Sphere como inauguración del estadio. Recién en noviembre del año pasado, Bono fue taxativo con los rumores y dijo. “No puedo anunciar nada sobre lo que haremos en Las Vegas, pero sí sucede puedo prometerles que no será nada que hayan visto antes en ningún lugar. Es lo más extraordinario, será una locura al cien por ciento”.

Y agregó: “La mayoría de los recintos musicales son deportivos. Se construyeron para el deporte, pero este edificio, en cambio, se realizó para experiencias inmersivas en cine y espectáculos”.

Chiquititos. Así se vieron los integrantes de U2, en el show inmersivo que montaron en el MSG Sphere. Foto: ReutersChiquititos. Así se vieron los integrantes de U2, en el show inmersivo que montaron en el MSG Sphere. Foto: Reuters

Un estadio futurista

Bono se refería a este futurista estadio que tiene una pantalla LED envolvente de 15.000 metros cuadrados de superficie y con una resolución de 16K y más de 1500 altavoces. El Sphere tiene forma de espera de 112 metros de alto por 157 metros de ancho cubierta por las pantallas LED que le dan ese ambiente inmersivo.

A partir de este concierto podemos entrever hacia dónde se dirige el espectáculo. Una invitación a desarrollar experiencias sensoriales potentes generadas por ese encuentro especial de la música con los efectos visuales y el envolvente espíritu del sonido.

Por cierto, el MSG Sphere demostró que es tan espectacular como lo anticiparon. El pasado 4 de julio sus propietarios hicieron una demostración de su potencialidad, una manera de llamar la atención acerca de lo que se proponía provocar ese estadio mediante una tecnología hasta este momento inédita.

Ese Día de la Independencia, el Sphere dio una idea de lo que era capaz de generar con su cubierta, un lienzo de 360° compuesto por 12 millones de discos LED, cada uno con 48 diodos LED individuales capaces de un despliegue de color sobre una superficie de 53.900 metros cuadrados programables.

Esta revolucionaria puesta de U2 gracias a la tecnología que sin duda llevó el espectáculo en vivo a una nueva frontera le dio la razón a The Edge cuando señaló que si bien un ciclo de conciertos (residencia es el término que usan en los Estados Unidos para definir cuando hay 10 o más espectáculos en un mismo sitio) en Las Vegas se percibe de manera negativa, Sphere es el lugar porque tiene un nivel tecnológico único.

«Cuando descubrimos lo que este lugar nos ofrecía creativamente nos dejó completamente intrigados y cuanto más averiguamos sentimos que era un verdadero desafío”, aseguró el guitarrista.

Mucho para ver, en el show de U2. Las críticas, sin embargo, dicen que la banda no quedó eclipsada por el entorno visual. Foto: Reuters Mucho para ver, en el show de U2. Las críticas, sin embargo, dicen que la banda no quedó eclipsada por el entorno visual. Foto: Reuters Las entradas para los 25 conciertos que tuvieron varias fluctuaciones de precio y oscilaron entre los 300 y los 600 dólares, aunque luego de agotarse se conocieron precios que llegaron a los 6000 dólares, están virtualmente agotadas y sólo podrían obtenerse en alguna reventa de las tantas que hay en Las Vegas.

Cualidades de la Sphere

Los conciertos de U2 para celebrar los 30 años de UV Achtung Baby aprovechan la capacidad inmersiva de video y sonido del estadio que está equipado con una pantalla LED de 15.000 metros cuadrados con una resolución de 16K que envuelve el lugar.

Se trata de la pantalla LED de mayor resolución del mundo y con un sistema de sonido denominado Sphere Immersive Sound, que tiene la capacidad de un audio espacial a partir de altavoces X1 Matrix Arra que utiliza formación de haces y tecnologías de síntesis de campo de ondas y que tienen 96 niveles de control cada unidad.

El sonido, por su parte, tiene 1586 altavoces instalados de manera permanente y 300 módulos móviles con el 99 por ciento del sistema oculto detrás de la pantalla LED. Hay en el estadio un total de 167.000 controladores de altavoz con un peso de casi 180 toneladas.

La Sphere tiene características 4D multisensoriales como el olor y el viento junto con una tecnología háptica de 10.000 asientos. La exosfera (su cara exterior) presenta la pantalla LED más grande del mundo, tiene 53.900 metros cuadrados, con una resolución de 19.000 por 13.500 píxeles.

En cuanto a lo artístico, el escenario simula un reproductor de discos de vinilo, su forma está tomada prestada de la obra de arte Turntable, un tocadiscos funcional diseñado por Brian Eno, colaborador de U2 desde hace mucho tiempo.

Además, el escenario está iluminado por un ciclo en constante cambio de paisajes de colores de neón generados algorítmicamente y con paneles LED integrados en el suelo con imágenes de desastres naturales y catástrofes climáticas proporcionadas por Prairie Pictures.

Las repercusiones

Un fondo desértico. Lo que se vio en un momento del concierto de U2, de alto contenido visual. Foto ReutersUn fondo desértico. Lo que se vio en un momento del concierto de U2, de alto contenido visual. Foto ReutersLos conciertos de U2, con un repertorio de 16 composiciones y seis bises, tienen de telonero a Pauli “The PSM” Lovejoy, baterista y multiinstrumentista, radicado en Gran Bretaña. Este artista sube al escenario con un automóvil de neón y recorre la zona de admisión pasando música.

Mientras que la Agencia AP definía al concierto como “un viaje musical épico”, Billboard sostuvo: “Sphere nunca eclipsó a U2, Sphere magnifica a la banda que no tiene límites para la innovación”.

The Guardian elogió el concierto “por conservar la espontaneidad y las asperezas en medio de la producción de alta tecnología. Un cóctel de imágenes deslumbrantes y actuaciones ligeramente rebeldes que funciona absolutamente”.

US Today coincidió con Billboard. “Es justo preguntarse si una producción tan gigantesca termina eclipsando a una banda. A esta no, especialmente porque algunos de los momentos más conmovedores se dieron en los pequeños detalles y a la seriedad del enfoque que tiene la música de U2”.

WD

Más Noticias