martes, 23 julio, 2024
InicioEconomía¿A qué precio llegaría el dólar con la dolarización de Milei?

¿A qué precio llegaría el dólar con la dolarización de Milei?

El grado de incertidumbre económica está en un máximo a seis domingos de las elecciones presidenciales.

Ya abiertamente Sergio Massa es más candidato que ministro de Economía avanzando con su plan «platita» buscando la expansión del consumo en medio de una carrera inflacionaria incentivada por una mayor cantidad de pesos dando vuelta por las economía.

El impacto del salto de 12,4% en la inflación del mes pasado como consecuencia de la devaluación del 14 de agosto tuvo un impacto tal que una solución Sergio Massa del problema fue encargarle a su segundo, Gabriel Rubinstein, que elabore un índice semanal de precios en el intento de diluir el golpe que provoca la difusión de un índice mensual de dos dígitos.

Digitar los índices se presenta como una tentación inevitable a cinco semanas de las elecciones y en un marco de incertidumbre cambiaria fortificada.

La señal de Massa ministro es que el cumplimiento del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional en lo que hace a bajar el déficit fiscal y evitar la emisión monetaria es otro compromiso incumplido en el altar de la campaña electoral y que su resolución quedará para el próximo gobierno.

La herencia que dejará Massa será recordada lo mismo que el marco de incertidumbre que un informe de la consultora ABECEB caracteriza así: «Difícilmente haya algo más efectivo para incrementar la incertidumbre que una política que zigzaguea desordenadamente entre la devaluación y el expansionismo electoralista».

El marco de incertidumbre se potencia por la expectativa generada por la propuesta de dolarización de la Argentina en el caso de que Javier Milei alcance la Presidencia.

Si bien no hay un proyecto concreto, sino borradores difusos sobre la dolarización que impulsa el candidato de La Libertad Avanza, su sola mención despierta reparos y estrategias defensivas.

Entre los puntos más polémicos y ríspidos de la supuesta dolarización está el de que el gobierno necesitaría más de US$ 30.000 millones para arrancar, sin lo cual el salto devaluatorio sería fuertísimo, agravado porque las reservas del Banco Central están desde hace tiempo en terreno negativo.

El informe de ABECEB sostiene que «los dólares necesarios para rescatar los pasivos del Central -base monetaria, Leliqs y pases- no están y a $ 730 por dólar se necesitarían US$ 36.000 millones».

Y agrega: «Una forma de reducir la necesidad de dólares es inducir una devaluación. Con un dólar de $ 1.460 se necesitan «sólo» US$ 18.000 millones, pero eso implicaría una maxidevaluación«.

Además de que con una dolarización sería la Reserva Federal de los EE.UU. el banco central argentino, otro riesgo es la competitividad, atendiendo a que cuando el dólar se fortalece en el mundo, los precios de los granos que la Argentina exporta tienden a debilitarse.

Habitualmente, cuando el dólar sube a nivel mundial y los granos caen, los países productores de materias primas devalúan para compensar el impacto. Dolarizando, no habría red para compensar el impacto.

Por otra parte, la decisión de Massa de no subir las tasas de interés de los depósitos a plazo fijo (ofrecen 9,8% mensual a 30 días frente al 12,4% de aumento del costo de vida de agosto), dejó en claro que su apuesta es a mantener el dólar oficial en $ 350 hasta las elecciones del 22 de octubre como mecanismo posible para atenuar la suba de los precios.

Ese dispositivo se presenta endeble frente a la catarata de anuncios y aumento del gasto público para incentivar el consumo bajo el ruego ministerial de que los trabajadores que se beneficien con el aumento del mínimo no imponible de Ganancias eviten directamente comprar dólares.

El gobierno le está dando un golpe durísimo al peso y dejando una herencia de desequilibrios al que venga que será histórica y no por los buenos motivos.

Prudencia, estrategias defensivas, cobertura cambiaria, acumulación de stocks y una mirada escéptica sobre el futuro de la deuda en Letras de Liquidez (Leliqs, que acumulan $19 billones) perfilan las semanas que restan hasta el 22 de octubre.

Más Noticias