martes, 18 junio, 2024
InicioSociedadCalviño contrata un ‘call center’ para gestionar el aluvión de consultas para...

Calviño contrata un ‘call center’ para gestionar el aluvión de consultas para comprar letras del Tesoro

Las letras del Tesoro han desatado un atracción desconocida hasta ahora. Con los bancos resistiéndose a mejorar la rentabilidad de sus depósitos y otros productos financieros, los inversores particulares y también institucionales se han lanzado a la compra de deuda pública en busca de intereses más elevados. La fiebre por las letras se ha traducido en un éxito de demanda durante todo el año y ha provocado también una avalancha de consultas y peticiones de información al Tesoro Público por parte de los inversores no profesionales.

Para atender este aluvión de solicitudes de información, el Ministerio de Asuntos Económicos, comandado por la vicepresidenta Nadia Calviño ahora en funciones, ultima la contratación de una empresa privada para encargarse de las labores de atención al inversor del sistema de compraventa de valores del Tesoro Público tanto telefónicamente como por vías online (correo electrónico, whatsapp, videollamadas o chats), con el objetivo de poner en marcha el nuevo servicio a partir del próximo noviembre.

La junta de contratación del Ministerio ya propuso en su última reunión la adjudicación del servicio de ‘call center’ a la compañía Cibernos Consulting, por haber presentado la oferta más competitiva para atender “el elevado número de llamadas y ante el crecimiento exponencial del servicio” de atención al inversor, según se recoge en la documentación oficial de la licitación pública ya en vías de resolverse de manera inminente.

Adjudicación inminente

La oferta de Cibernos, cuya adjudicación aún está pendiente de que se formalice, implica la contratación del servicio de ‘call center’ por un importe de 3,87 millones de euros por un año (incluido IVA), con una opción de prórroga por un año más que previsiblemente se ejecutará y que elevará el coste del contrato hasta casi los 7,75 millones de euros.

Los pliegos de prescripciones técnicas elaborados por Asuntos Económicos para el concurso público contemplaban un precio máximo de 5,31 millones por año (10,6 millones para el bienio de ejecución previsto). La condiciones de la licitación apuntan una estimación de contratación de 125 personas para desarrollar el servicio de ‘call center’ con diferentes perfiles profesionales (113 agentes, 10 coordinadores y un supervisor), aunque previendo el dimensionamiento de la plantilla cada tres meses en función de la demanda del servicio.

En paralelo, el departamento de Nadia Calviño también tiene en marcha otra licitación para lanzar una campaña publicitaria para promocionar la deuda pública por un importe máximo de 4 millones de euros IVA incluido. La Secretaría General del Tesoro y Financiación Internacional del Ministerio se encuentra en proceso de evaluación de las ofertas presentadas para adjudicarse el servicio de compra de espacios en medios de comunicación y otros soportes publicitarios para ejecutar la campaña sobre deuda pública.

Última subasta de agosto

El Tesoro Público espera que se mantenga la tendencia de alta demanda y captar entre 1.500 y 2.500 millones de euros este miércoles en una nueva subasta de letras a 3 y 9 meses, la última que se celebrará este agosto, según los objetivos de emisión publicados por el organismo. En la última emisión de letras a tres y nuefe meses, celebrada el pasado 11 de julio, el Tesoro colocó 1.980,39 millones de euros, en el rango medio previsto, y elevó la remuneración de ambas referencias (hasta el 3,531% para los valores a tres meses y del 3,810% para las de nueva meses)..

En las últimas subastas los intereses ofrecidos a los inversores han ido mejorando, en línea con las últimas subidas de los tipos de interés por parte del Banco Central Europeo (BCE), lo que ha hecho mantenido la fiebre inversoras de los mercados por los valores españoles. Los inversores particulares están mostrando gran interés por la compra de deuda, principalmente a corto plazo, dada su alta rentabilidad, que ha ido creciendo desde inicios de 2022, especialmente en el caso de las letras a más corto plazo.

El Tesoro Público celebró el pasado 8 de agosto una subasta de letras a seis y doce meses en la que captó 4.838,79 millones de euros. La rentabilidad de las letras a seis meses en su nivel más elevado desde julio de 2012, hasta el 3,665%, mientras que el interés de la deuda a doce meses se desinfló hasta el 3,682%, lejos del 4% algunos analistas esperaban y del 3,804% de anterior subasta.

La emisión bruta por parte del Tesoro Público será este año de 256.930 millones de euros, lo que supone un aumento del 8,2% respecto a lo estimado para 2022, debido al alza de los tipos de interés. El endeudamiento neto del Tesoro Público en 2023 se mantendrá en 70.000 millones. Desglosando por tipo de instrumento, se prevé que las Letras del Tesoro aporten financiación neta negativa por 5.000 millones, por lo que los bonos y obligaciones del Estado, junto con el resto de las deudas en euros y en divisas, aportarán los 75.000 millones restantes.

Más Noticias