domingo, 21 julio, 2024
InicioSociedadUcrania considera que la munición de racimo puede salvar vidas y compensa...

Ucrania considera que la munición de racimo puede salvar vidas y compensa potenciales riesgos

El peligro abrumador para los ucranianos proviene de los ataques rusos tanto en la línea del frente como contra zonas situadas más lejos, como en el ataque con misiles que se cobró diez vidas en Leópolis el pasado día 6, así como de sus acciones en los territorios ocupados, coinciden ampliamente comentaristas de medios de comunicación y redes sociales de Ucrania.

Salvar vidas ayudando a la contraofensiva

La idea principal es que cuanto antes y más eficazmente se repela la invasión, menor será la pérdida de vidas tanto entre civiles como entre soldados, cientos de miles de los cuales vistieron ónr primera vez uniforme militar tras ser reclutados o alistarse como voluntarios para luchar.

Las municiones de racimo son sólo una forma de ayudar a conseguir esto, al necesitar Ucrania urgentemente también misiles ATACMS de largo alcance, declaró a EFE Oleksí Melnik, experto militar del laboratorio de ideas Razumkov Centre.

Aunque las municiones de racimo pueden ser peligrosas al no explotar alrededor del 2% de ellas y plantear riesgos a largo plazo, los riesgos disminuyen en importancia si se comparan con otras armas que se usan en Ucrania, con hasta un 30% de proyectiles que en algunos casos no explotan, explicó el experto.

«En tanto, la munición de racimo es una herramienta muy eficiente que podría compensar, al menos en parte, la superioridad aérea de Rusia», subrayó Melnik.

Mientras Ucrania intenta atacar las bien preparadas defensas rusas para liberar sus territorios ocupados, es con proyectiles de artillería con lo que trata de compensar su muy limitada capacidad para apoyar la contraofensiva desde el aire, a falta de modernos aviones de combate.

Ante la incapacidad de Ucrania y sus socios de incrementar con rapidez la producción de proyectiles de artillería para satisfacer las demandas de su ejército, el aprovisionamiento de municiones de racimo almacenadas va a contrarrestar, al menos en parte, el déficit de munición, explicó Melnik.

Desbaratar las tácticas militares de Rusia

Según el exsoldado y experto Yevguen Dikyi, las municiones de racimo van a ser particularmente útiles dirigidas a vehículos blindados, que Rusia acostumbra a enviar por delante para recuperar posiciones perdidas cada vez que las tropas ucranianas atacantes logran rebasar la primera línea de defensa.

«Mientras que actualmente se necesitan varios proyectiles para alcanzar un objetivo en movimiento como éste, el uso de munición de racimo, que cubre un área mucho mayor al dividirse en alrededor de 10 bombas más pequeñas, lo hará mucho más fácil», subrayó en declaraciones a la televisión ucraniana Canal 24.

El analista militar Mikola Bielieskov calificó de «descabellados» los argumentos de aquellos que se oponen a la entrega de munición de racimo a Ucrania.

En su opinión, sin ellas, las opciones de éxito de Ucrania serían menores, al igual que la probabilidad de hacer cumplir los principios «verdaderamente fundamentales» de la Carta de la ONU, que se han visto amenazados por la invasión rusa.

Ucrania pidió munición de racimo ya en diciembre y todos los pros y los contras de su posible empleo se habían «evaluado debidamente», subrayó Bielieskov.

«No cuestionen la capacidad del gobierno de Ucrania para emitir un juicio sensato y su legitimidad para pedir lo que le parece apropiado para la autodefensa», escribió en Twitter.

Bielieskov, junto con otros comentaristas, desestimó así los temores expresados, entre otros, por Human Rights Watch y representantes de gobiernos como España, Alemania y Reino Unido, de que el uso de munición de racimo supondría un riesgo demasiado alto para los civiles ucranianos.

Varios comentaristas han remarcado también el uso bien documentado de municiones de racimo por parte de Rusia durante la invasión, en particular en el bombardeo de zonas residenciales en Járkiv y Mikoláyiv.

Dado que tanto Ucrania como Rusia no son signatarias de la Convención sobre Municiones de Racimo, que prohíbe su uso, dejar a Ucrania sin municiones de racimo sólo la haría menos capaz de protegerse, opinan Bielieskov y otros expertos.

El ministro de Defensa ucraniano, Oleksí Réznikov, también aseguró el día 7 que Ucrania no usará munición de racimo en zonas urbanas, sino que sólo la utilizaría para romper las defensas rusas y liberar sus propios territorios ocupados, y no para atacar el territorio de Rusia.

Más Noticias