los-exitosos-primeros-18-partidos-de-hugo-ibarra-en-boca:-que-lugar-en-la-historia-ocupa-realmente-su-arranque-como-dtDeportes 

Los exitosos primeros 18 partidos de Hugo Ibarra en Boca: qué lugar en la historia ocupa realmente su arranque como DT

El actual entrenador Xeneize ganó 12 de 18 partidos y tiene una eficacia del 72 %. Una información errónea lo ubicaba como el mejor de todos los tiempos, comparando su inicio con ciclos exitosos de más de doscientos partidos.

No es el mejor arranque ni el más efectivo, pero este inicio de Hugo Ibarra como entrenador de Boca quedará en la historia como uno de los mejores. Y de continuar así, coronando con la conquista de una nueva estrella, será inolvidable. El Negro lleva 18 partidos en el banco Xeneize, ganó 12, empató 3 y perdió 3 y acumula un 72 % de efectividad.

Si bien la historia de Boca tiene 117 años, en los comienzos no había entrenadores. El primero fue Mario Fortunato, un ex jugador que se lesionó muy joven, y que en 1930 fue oficialmente designado para conducir al equipo. Tenía 25 años. Hasta hoy, sigue siendo el mejor arranque en los primeros 18 partidos: 15 triunfos, un empate y dos derrotas. Aún faltaban 16 encuentros para el final del torneo, que ganó.

Eran otros tiempos, claro, y cada victoria valía dos puntos contra tres de ahora. Por eso a veces las comparaciones resultan odiosas. Y mucho más la exageración de afirmar, como sucedió ayer en redes sociales a partir de una cuenta de Twitter, que Ibarra era el técnico de mayor efectividad de la historia. Porque además tampoco lo es.

Justamente Fortunato, con 255 partidos oficiales dirigidos en tres etapas en el club, con 167 victorias, 41 empates y 47 derrotas, logró el 73,5 % de los puntos en juego. ¿Se puede comparar a un técnico que sostuvo durante más de 200 partidos con otro que lleva 18? En tal caso, Horacio Bongiovanni, que fue interino en el Nacional de 1981 porque Silvio Marzolini estuvo un internado y en recuperación después de sufrir un infarto, dirigió 9 partidos, ganó 7 y empató 2 y tuvo un 88 % de eficacia. ¿Se puede comparar un ciclo de 9 encuentros contra otro de 18? En todo caso, hay que contextualizar los datos porque de otra forman pierden sentido.

En cambio, sí se pueden comparar los arranques tomando en cuenta los primeros 18 partidos de un ciclo, como el de ahora de Ibarra, cuyo primer encuentro fue en triunvirato con Mariano Herrón y Leandro Gracián. Tras la derrota por 2-1 con San Lorenzo en el Nuevo Gasómetro, quedó confirmado el ex lateral derecho en soledad.

No hay que retroceder mucho en el tiempo para encontrar un buen arranque como el de Ibarra. El segundo ciclo de Miguel Angel Russo empezó con todo. 13 triunfos, 3 empates y 2 derrotas, es decir, un 77,7 % de efectividad. Y también hay que hacer una aclaración en este caso, o un asterisco, porque en los primeros 18 partidos, dos no estuvo Russo y sí en cambio su ayudante de campo Leandro Somoza.

Miguel Angel Russo, con la Copa Libertadores que ganó en 2007.

En plena pandemia, Miguelito, que se había recuperado de una dura enfermedad, evitó viajar de visitante a dos partidos de Copa Libertadores, y ambos fueron triunfos: 2-0 a Libertad y 1-0 a DIM. Si le restamos esos dos partidos y contamos los dos siguientes, empate ante Libertad 0-0 y triunfos frente a Caracas por 2-0, la ecuación quedaría con 12 victorias, 4 empates, 2 derrotas, y un 74,4 % de efectividad. De las dos maneras, más alta que la actual de Ibarra.

Además de Fortunato y Russo, hubo otros nueve casos de técnicos que ganaron 12 o más de los primeros 18 encuentros. Enrique Sobral, 14; Fortunato en su segundo ciclo, 12; Eduardo González Pinto, 13; Ernesto Lazzatti en su segundo ciclo, 13; Alfredo Di Stéfano en su primer ciclo, 12; Angel Fernández Roca, 12; Alfredo Garasino, 12 (además, también completó un alto promedio de efectividad: 73,2 % en 114 partidos), Silvio Marzolini en 1981, 12; y José María Silvero, 12. Todos, como Ibarra, como un alto porcentaje de efectividad. Acorde a la historia de Boca.

¿Y Juan Carlos Lorenzo? ¿Y Carlos Bianchi? Dos de los más exitosos técnicos de la historia de Boca también tiene números altos pero por debajo del 70 % tanto en el arranque de sus ciclos como en el número final. El Toto inició su ciclo, en el Metropolitano de 1976, con 8 victorias, 6 empates y 4 derrotas. Y entre sus dos ciclos (234 partidos) tuvo una efectividad del 63 %. En tanto, el Virrey, en 1998, arrancó con 11 triunfos, 4 empates y 3 derrotas, y entre sus tres etapas en el club (352 partidos), logró el 60,7 % de los puntos en juego.

Juan Carlos Lorenzo ganó cinco títulos en Boca. (Archivo Clarín)

Lorenzo ganó cinco títulos, dos locales, dos Libertadores y una Copa Europea-Sudamericana, mientras que Bianchi conquistó nueve, cuatro locales, tres Libertadores y dos Intercontinentales. Ibarra comenzó bien, pero aún tiene largo camino por delante.

Articulos relacionados