la-policia-holandesa-recurre-a-las-deepfakes-para-reactivar-investigacionesTecnología 

La policía holandesa recurre a las deepfakes para reactivar investigaciones

Falsifican un video con un adolescente asesinado en 2003, con el ánimo de recibir nuevas pistas en casos inconclusos. Los detalles de una iniciativa que apela a la crudeza.

En la deepfake aparece Sedar Soares, un joven que fue asesinado hace casi dos décadas cuando tenía 13 años. (Video: Politie Eenheid Rotterdam)

Las deepfakes habitualmente son utilizadas con fines non sanctos, en especial para desinformar y/o deformar la realidad. Por mencionar un caso entre los tantos, el presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, desmintió en marzo los dichos vertidos en un video en el que reconocía (no él, sino la falsificación) que la resistencia ante el avance ruso había fracasado.

Leé también: Deepfake: cuál es el secreto para poder reconocerla

Pero las falsificaciones profundas, tal como se denomina en español a esos contenidos, no son engañosas o nocivas per se; también pueden ser empleadas en causas nobles. Un ejemplo reciente llega desde los Países Bajos, donde la policía de Rotterdam creó una deepfake para reflotar investigaciones de homicidios que quedaron inconclusas.

El caso de Sedar Soares y la deepfake que divulga la policía de Rotterdam

Sedar Soares fue asesinado a tiros en el 2003 cuando jugaba con amigos en una estación de tren en Rotterdam, al oeste del mapa neerlandés. El crimen de este joven de 13 años conmocionó al país europeo y la policía local no logró resolver el caso, cuya investigación no avanzó.

A casi 20 años del hecho, la Policía de Rotterdam solicitó el permiso de la familia Soares para crear la campaña, que procura generar conciencia y reflotar casos inconclusos, con el ánimo de recibir nuevas pistas a pesar del paso del tiempo.

La deepfake es sin dudas movilizadora. En el video vemos una falsificación de Sedar pidiendo ayuda para resolver los crímenes sin resolución. En esta pieza audiovisual, vemos al joven atravesando un pasillo de personas compuesta por familiares, maestros y amigos.

La deepfake de Sedar Soares: resultados positivos en la campaña

“El hecho de que ya hemos recibido docenas de pistas es muy positivo. Pero aún no hemos revisado si estas pistas potenciales son utilizables”, dijo una vocera de la Policía de Rotterdam.

De acuerdo a The Guardian, la principal teoría es que Sedar recibió tiros en el marco de una pelea entre bandas, aunque no hay certeza respecto a esa posibilidad y tampoco se saben quiénes o quién disparó.

¿Qué es una deepfake y por qué generan preocupación?

Las deepfakes son videos manipulados con programas de inteligencia artificial, usualmente con la intención de engañar a la audiencia. Por ejemplo, logrando que una persona diga algo que nunca dijo.

La técnica para crear deepfakes se basa en sistemas de inteligencia artificial. (Foto: DPA).

Estos contenidos generan preocupaciones por su capacidad de manipular la realidad, viralizándose. “Hasta los más expertos tienen dificultades para determinar si esos vídeos son reales o no”, explicó en declaraciones a la agencia EFE Thomas Kent, profesor de la Universidad de Columbia de Nueva York.

En tal escenario, muchas empresas y plataformas declararon la guerra a las deepfakes, diseñando sistemas para identificarlos. Facebook los elimina, Google desarrolla su propia estrategia para dicho combate, y algunos sitios web pornográficos hicieron lo propio, para evitar la divulgación de videos trucados que simulan tener como protagonistas a celebridades del espectáculo.

Leé también: Con una deepfake, “reviven” a su hijo asesinado para una campaña por el desarme

Pero tal como indicamos anteriormente, deepfake no es sinónimo de engaño. En ocasiones pueden emplearse con buenas intenciones. El video de Soares tiene un antecedente: en 2020 repasamos el caso de Joaquin Oliver, otro joven que fue asesinas y “revivió” con un video falsificado para generar conciencia sobre la peligrosidad de la tenencia de armas y la falta de regulaciones.

Articulos relacionados