la-grieta-sindical-por-el-apoyo-ciego-de-los-lideres-al-gobiernoPolítica 

La grieta sindical por el apoyo ciego de los líderes al Gobierno

“No sé quiénes son los que reclaman un Paro General, porque nosotros somos una central de puertas abiertas, y cuando tenemos que discutir con cualquiera lo hacemos llanamente sentándonos en una reunión. El enfrentamiento es con el poder fáctico que pone condicionamientos y arrincona, que tiene una expresión política muy fuerte en la oposición, que se opone a una ley para que paguen la deuda los que más tienen”, marca Hugo Yasky, Secretario General de la Central de Trabajadores de la Argentina. Uno de los que se oponen a un Paro General contra el Gobierno.

Posición lógica: el secretario general de la CTA es también diputado del Frente de Todos, como muchos otros gremialistas y líderes de Movimientos Sociales, que hoy apaciguan o bloquean los enojos de sus representados en pos de mantener la unidad en la coalición el status quo, incluso frente a una inflación acelerada que golpea fuertemente el bolsillo de los trabajadores y beneficiarios de planes que representan.

“Yo tengo absolutamente claro que la autonomía como trabajadores es respecto de quienes tienen el poder real. Este es un gobierno como todos los populares del continente, que tienen frente así una derecha muy empoderada y articulada, con los medios hegemónicos, las finanzas, los sectores del agro, la Cámara Argentina de Comercio. Y estos intentan acotar el margen de maniobras del gobierno”, apela Yasky.

El sindicalista lamenta en tal sentido la salida de Roberto Feletti, ex secretario de Comercio Interior. “La veo como un signo de concesión hacia quienes cuestionaban a los grandes operadores monopólicos, quienes tienen en sus manos en el manejo de precios. Creo que ha sido entregar a alguien que mal o bien intentó sin apoyo político tratar de ponerle un freno, y no tuvo el respaldo de Alberto Fernández”, cuestionó al presidente, alineado con el kirchnerismo.

Y le reclamó a Alberto Fernández más acción y menos palabrerío: “Hay temas que se pueden resolver por decreto porque hacen a cuestiones esenciales, como es el alimento”, apuntó sobre las retenciones que el propio presidente reconoció que no pasarían por el Congreso. Y pidió, en sintonía con el ala dura del gobierno, que el ministro de economía de un paso al costado. “A Martín Guzman le falta coraje político para enfrentar a lo que él conoce muy bien, es decir, a los dueños de un poder inmenso en la Argentina”.

Para Emilio Pérsico, el dirigente del Movimiento Evita que integra el Gobierno, tampoco hay motivos para levantamientos ni Paro General. “Tenemos que mantener la unidad en el espacio porque esa es la manera de ganar. Hemos planteado una gran PASO y resolver los problemas del Frente de Todos”, propone para las elecciones del 2023. Pero a diferencia de Yasky, celebra al cuestionado -pero ésta semana empoderado por el presidente- ministro de Economía: “Martín Guzmán es el único economista que se preocupa por la economía popular”.

Igualmente, Rafael Klejzer, líder social que hoy se desempeña como Director Nacional de Políticas Integradoras del Ministerio de Desarrollo Social, insiste en que “la macro se está resolviendo” y que “el gobierno está armando un plan”.

“Hay 3 bloques en los movimientos sociales, uno está con Alberto, otro con Cristina, y nosotros que planteamos que por separado nos gana la derecha, y hay que unirnos. La gente más humilde está decepcionada pero no va a votar a la derecha, como pasó en las últimas elecciones. Acá hay que reconstruir con proyectos políticos que enamoren. Hoy nadie enamora en el Frente de Todos, pero la gente humilde sigue teniendo como autodefensa a Cristina Kirchner”, reconoce Klejzer.

“Las organizaciones sociales que integra Pérsico, la CGT y la CTA están preocupados por discutir con cualquiera menos con los trabajadores. La CGT debería dejar los puestos. Tiene que estar al servicio de los trabajadores, de sus derechos y reivindicaciones, y no hacer declaraciones sobre cómo apoya o deja de apoyar a determinados ministros. Desde el punto de vista de su responsabilidad sindical, tienen que consultar a sus propias bases y no lo están haciendo”, le respondió Eduardo Belliboni, el dirigente del Polo Obrero que ganó la calle con la Marcha Federal.

“En lo que va del año tenés una inflación en alimentos acumulada de más del 31% y eso es lo que hay que ver. Por eso le estamos reclamando a la CGT y a la CTA un paro nacional activo y un plan de lucha, porque los trabajadores tenemos que tener nuestra agenda, no puede ser que seamos los convidados de piedra”, agrega Belliboni, que corre por izquierda a los líderes populares que se convirtieron en la línea de defensa del gobierno contra las protestas.

En la misma línea, Hugo “Cachorro” Godoy, Secretario General de la Asociación Trabajadores del Estado, insiste en que “la CGT respalda los acuerdos con el FMI”. Y no son pocos en el sindicalismo que reniegan del apoyo ciego que algunos líderes le han dado al gobierno de Alberto Fernández y Cristina Kirchner en medio de una ola inflacionaria que licua salarios.

Y Carlos “Perro” Santillán, acusa a Juan Alderete de ser “funcional a una política que avala al FMI”. “Da vergüenza”, remata el líder del Movimiento Social y Cultural Túpac Katari sobre quien en su momento fue su compañero y hoy ocupa una banca en Diputados por el Frente de Todos (en reemplazo de Eduardo “Wado” de Pedro, ministro de Interior).

“La izquierda también es responsable de estas políticas, hoy son funcionarios o diputados nacionales, pero caminaban junto a mí en aquellos años y hoy dan vergüenza”, agrega Santillán que festeja la aparición de nuevos líderes como Belliboni: “no hay pueblo que se suicide ante situaciones como esta, con esta inflación y la proyección de un 70% anual. El pueblo va a salir a la calle auto convocado para que se vayan todos”, anticipa.

Galería de imágenes

Articulos relacionados