la-oposicion-exige-la-renuncia-del-embajador-en-nicaragua,-daniel-capitanich,-por-el-caso-del-iraniPolítica 

La oposición exige la renuncia del embajador en Nicaragua, Daniel Capitanich, por el caso del iraní

Después de que Nicaragua ratificara ante la OEA que el iraní acusado por el atentado a la AMIA, Mohsen Rezai, “siempre tendrá las puertas abiertas” de ese país, la oposición salió con los tapones de puntas contra el embajador argentino Daniel Capitanich y le pide al Gobierno que lo haga rendir cuentas.

“Señor Presidente: ¿por qué no echa al embajador en Nicaragua Daniel Capitanich?”, insistió el jefe del bloque radical Mario Negri, quien ya había apuntado que “si no hay responsables sancionados por legitimar un acto donde estuvo uno de los responsables del atentado a la AMIA, entonces todo el gobierno es cómplice de Irán”.

Desde el PRO también lo repudiaron. “Esto demuestra que la Argentina esta perdida en el mundo. Va a la asunción de un dictador donde esta invitado un terrorista acusado del peor de los atentados en Argentina. El canciller tiene que dar explicaciones en el Congreso, aunque no sé si lo hará porque cuando era jefe de gabinete nunca vino”, se sumó Cristian Ritondo.

Desde la Coalición Cívica, que lidera Elisa Carrió, apuntaron contra el presidente Alberto Fernández y hablaron de “humillación”. “Aliarse con dictadores tiene sus consecuencias. En ese vínculo, no someterse a su voluntad conduce a la humillación del Gobierno y su pueblo. Aprenda Presidente”, reprochó Juan Manuel López, presidente del bloque en Diputados.

“No sólo nos abrazamos a dictadores, ahora tenemos que aguantar sus humillaciones públicas. Da vergüenza ver como nuestro país no sabe hacerse respetar. Argentina debe convocar al embajador Capitanich y pedirle la renuncia”, agregó el presidente de la Coalición, Maximiliano Ferraro.

Por su parte, el diputado lavagnista Alejandro “Topo” Rodríguez, señaló: “La República Argentina debe exigir una urgente rectificación a Nicaragua y adoptar las medidas diplomáticas pertinentes, sin dejar de reclamar que Irán coopere plenamente con la Justicia argentina garantizando la comparecencia de acusados por el atentando a la AMIA ante los tribunales de nuestro país”.

Son muchos los que piden que el gobierno de Fernández tome cartas en el asunto y le exija explicaciones a Capitanich. “Nicaragua recibe a un acusado de terrorismo en nuestro país y dice que es un problema nuestro. Si no llaman a consulta al embajador hay una pasividad cómplice, indefendible”, planteó Waldo Wolff.

Es una burla a nuestro país la respuesta del representante ante la OEA de Nicaragua. Es un cinismo invocar el principio de autodeterminación de los pueblos y de soberanía incumpliendo con todos los compromisos internacionales contra el terrorismo internacional. Es urgente que Daniel Capitanich rinda cuentas de sus actividades y relaciones con el gobierno Nicaraguense y es imperioso que el gobierno corte con este vínculo perverso” agregó la radical Karina Banfi.

“Las declaraciones del embajador nicaragüense ante la OEA respecto a la presencia del Irani Mohsen Rezai, demuestra la inconsistencia de la política exterior argentina apoyando dictaduras y gobiernos que violan derechos humanos. Hasta el día de la fecha, el embajador argentino ante Nicaragua , Daniel Capitanich, sigue en su cargo, y eso es un dato aún más grave”, se sumó otro radical, Ricardo Buryaile.

Mirá también

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados