lewandowski,-otra-vez-the-best:-¿por-que-la-fifa-no-elige-a-messi-como-el-mejor-del-mundo?Deportes 

Lewandowski, otra vez The Best: ¿por qué la FIFA no elige a Messi como el mejor del mundo?

Siempre hay señales.

El look informal de Lionel Messi , descuidado casi, remera blanca en contraste al traje con brillos del 29 de noviembre cuando recibió su séptimo Balon de Oro , desde París llegó vía zoom cuando la transmisión mostró un extraño collage para el equipo ideal. Leo, ubicado como puntero derecho en una delantera de cuatro que remitía varias décadas atrás, tenía a su lado un vestido de gala de Robert Lewandowski .

Era mas que un detalle.

Y la formación, improbable para cualquier técnico, completó su ataque con el noruego Erling Haaland y el portugués Cristiano Ronaldo. Ausente Mohamed Salah, el egipcio del Liverpool que hasta allí todavía era candidato a mejor jugador del año, integrando la terna junto al argentino y al polaco. Díficil de entender , también, que el arquero elegido sea Gigi Donnarumma y no Edouard Mendy, quien ganó el premio al mejor del puesto.

Lewandowski con el premio The Best, vestido de gala. (EFE)

Pero sigamos. En un dibujo táctico con tres defensores (Rúben Dias, Leonardo Bonucci y David Alaba) , dos laburantes en el medio (Ngolo Kanté y Jorginho, alguien debería correr) más un talentoso perdido (Kevin De Bruyne) en ese 3-3-4 más propio del marketing que de un fútbol razonable.

Pero son los técnicos y los capitanes de selecciones, más algunos hinchas y periodistas, los que decidieron que Robert Lewandowski y no Lionel Messi, fuera el mejor jugador de 2021.

¿Ya no es indiscutido Leo?

Para la FIFA no, al menos no siempre. A fines de noviembre la revista France Football bendijo al rosarino con su séptimo Balón de Oro. Y también hubo señales discordantes en ese momento. Porque no faltó la polémica, porque el ahora jugador del Paris Saint-Germain ganó aquella vez por apenas 33 votos (613 a 580) sobre su nuevo alter ego, que en estos tiempos ya no es Cristiano Ronaldo sino un polaco de 33 años, con modesto carisma pero dueño de un infernal arsenal para convertir goles.

En una señal ya de fin de transmisión de una ceremonia en su mayoría virtual, Cristiano apareció detrás de los cortinados para recibir de manos del presidente de la FIFA, Gianni Infantino , un trofeo The Best consuelo por ser el máximo goleador histórico de selecciones. CR7 llegó a 115 conquistas con Portugal pero tiene un camino a Qatar bastante empinado.

Gianni Infantino y Cristiano Ronaldo en la gala de los Premios The Best. (AFP)

La FIFA es así. Reparte y se le ocurre que incluso una distinción sostenida y justificada como la de Lewandowski necesita el plus que aporta una estrella del espectáculo fútbol. Para eso llevaron a Zúrich a Cristiano Ronaldo, pese a que no figuró ni en el Balón de Oro ni en The Best.

Lo cierto es que el polaco de los números incontrastables se metió como un intruso en la pelea entre Messi y Cristiano que tanto ha potenciado a la industria de la pelota.

No es nuevo: ya había ganado el premio de la FIFA en 2020, repitió ayer, alcanzó los dos logrados por CR7 (2016 y 2017) y superó a Messi (2019) y Luka Modric (2018), que tienen uno cada uno. Vale recordar que durante cinco años el galardón fue compartido por la FIFA y France Football.

La revista francesa y sus electores, sostienen el romance con un Messi que ahora además tienen de vecino, aunque aún a la espera de que explote en el PSG.

La FIFA, en cambio, parece ser más exigente. No conmovió demasiado el Maracanazo de la Selección y todo lo que significó para Leo esa famosa descarga. Los técnicos tal vez vean que la última versión de Messi ya no lo asemeja a un extraterrestre. Los capitanes, quizás, entiendan que los goles de Lewandowski ganan partidos todas las semanas.

Entre los entrenadores y futbolistas fue donde Lewandowski logró la mayor ventaja, reducida por Messi entre los aficionados, aunque no le alcanzó.

Thomas Tuchel se llevó el premio al mejor entrenador. (Harold Cunningham/Pool Photo via AP)

Para los protagonistas del negocio manda el pragmatismo.

Además, el 2021 de Lewandowski en el Bayern Múnich no admite peros. Ganó la Bundesliga y la Supercopa alemana, convirtió 69 goles en el año calendario y rompió una de esas marcas que parecen irrompibles: los 41 tantos de Gerd Müller en la liga que sobrevivieron medio siglo.

Pero Robert Lewandowski es mucho más que un definidor o un finalizador. Domina el manual del centro delantero y dentro del área maneja como pocos el extraño equilibrio entre el egoísmo y la gentileza con sus compañeros. Y falla muy poco.

Del otro lado, Leo. Año mágico en cuanto al tan demorado festejo con la Selección Mayor, la Copa América en la que fue capitán, figura, goleador, referente y máximo asistidor. Todos los pósters fueron suyos.

La paradoja es que fue un 2021 de Selección, no del Barcelona ni del PSG. En la primera parte logró también su octavo Pichichi (goleador de la Liga española) en un Barsa que apenas consiguió la Copa del Rey.

En lo individual, Leo también rompió un récord: con 80 goles superó a Pelé (77) y es el máximo artillero de selecciones sudamericanas.

A la hora de votar se inclinó por Neymar, Kylian Mbappé y Karim Benzema. Lewandowski, por Jorginho, Messi y Cristiano.

Y la FIFA, ya sabemos.​

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados