advierten-que-el-plan-de-martin-guzman-para-sumar-reservas-exige-dolar-mas-alto,-degs-y-menos-gastoEconomía 

Advierten que el plan de Martín Guzmán para sumar reservas exige dólar más alto, DEGs y menos gasto

La estrategia de Martín Guzmán para acumular reservas requerirá más cambios que los que hizo hasta ahora. Además de una suba en el dólar de hasta el 68%, los analistas creen que es necesario recuperar los DEG con los que se pagó la deuda, reducir aún más el déficit fiscal y achicar la brecha cambiaria, hoy en torno al 100%.

Esas son algunas de las medidas que debería adoptar el ministro de Economía para sumar entre US$ 3.600 y 4.000 millones por año. Guzmán explicó la semana pasada que la meta era “razonable” y que había un acuerdo con el organismo, a diferencia de la reducción del déficit fiscal y de la emisión monetaria, pero sin precisar cómo lograría ese objetivo.

“Nuestro supuesto es que se puede corregir toda o casi toda la apreciación cambiaria de 2021. Con ese supuesto hicimos las cuentas. Y nos da que el Banco Central podría recuperar US$3.600 millones de reservas, un número en línea con lo que señaló el Ministro Guzmán en el evento con los gobernadores”, señaló un informe de Econviews.

La condición, según la consultora, es que haya un acuerdo con el FMI, que no haya una sequía dura y que se ajuste el tipo de cambio. Sin concretarse alguna de las tres, la cifra sería peor. Mientras que, por el contrario, la devolución de los US$ 3.800 millones por los pagos de capital en septiembre y diciembre al organismo mejorarían el resultado.

En ese marco, el superávit comercial sería algo menor al del 2021, pero en un rango similar, alrededor de US$14,000 millones. El déficit de servicios pasará a 5.500 millones, una suba moderada. Y en la cuenta financiera, se espera que el sector privado siga cancelando préstamos, mientras que el sector público podría conseguir U$S 2.500 millones de los organismos.

En cuanto al dólar, Econviews estima que la divisa debería subir un 68% ($172,75) para recuperar competitividad después de un año en el que corrió por detrás de la inflación y el BCRA solo acumuló US$ 195 millones de reservas. Ese ajuste, a su vez, alcanzaría para empatar una suba de precios esperada del 58% en 2022 en un contexto con una inflación del 5% en EE.UU.

Otras proyecciones también consideran que es posible lograr la meta de Guzmán, pero con un menor ajuste del tipo de cambio bajo la premisa de que el gobierno busca evitar una aceleración de la devaluación por su impacto en la pobreza, algo que sin embargo apareció en los últimos acuerdos.

Mientras las expectativas privadas prevén una devaluación del 60%, un informe de Analytica señaló que “hay espacio para cierta apreciación del tipo de cambio” y que la balanza comercial siga siendo superavitaria. Con una suba del dólar oficial de entre 45,9% y 49,4% frente a una inflación del 53%, habría una apreciación real de entre 2,4% y 4,6%.

Esa política no alcanzaría para acumular reservas, por lo que la salida podría venir por desembolsos del Fondo. “Si vos solo tenes un tipo de cambio para sostener la balanza comercial positiva, sería lógico que Argentina diga que no pudo usar los DEG del FMI para la pandemia y los pida de vuelta. Están confiados en que una vez que acuerden algo va a entrar del FMI“, dijo Claudio Caprarulo, economista jefe de Analytica.

De hecho, es una de las cuestiones que se negocia con el staff. Pero otros economistas son menos optimistas y creen que aún logrando un acuerdo con el organismo y manteniendo el superávit comercial, no sería suficiente para ampliar el stock de reservas neto, hoy estimado en torno a US$ 2.000 y 4.000 millones, según cálculos privados.

“La acumulación de reservas es el resultado de un modelo macro consistente, requiere primero una baja en la brecha cambiaria por las buenas, por medio de un sendero monetario y fiscal consistente, y en en ese contexto el Banco Central puede ir moviendo el tipo de cambio en línea con la inflación”, dijo Federico Furiase, director de Anker.

De lo contrario, el Gobierno podría acumular reservas “por las malas”, es decir, a través de un salto cambiario forzado, que llevaría a una recesión y mayores tensiones cambiarias, advirtió Furiase. EcoGo también ve difícil que Guzmán pueda lograr su objetivo en un escenario de inflación del 50%, distorsión de precios relativos y brecha cambiaria del 100%

“El sendero de acumulación de reservas donde propone recomponete entre US$ 3.000 millones por año en las reservas brutas, no luce viable sin dólares frescos adicionales al refinanciamiento del FMI, sin un salto en la oferta de dólares de las exportaciones o sin una caída en la actividad que derrumbe las importaciones”, señaló la consultora en un informe.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados