video:-el-desesperado-pedido-de-un-hombre-secuestrado-para-que-su-familia-pague-el-rescateSociedad 

Video: el desesperado pedido de un hombre secuestrado para que su familia pague el rescate

Por favor, me están por cortar un dedo, me van a cortar una oreja. No están jugando. Si pueden conseguir la plata, consíganla y páguenle a esta gente. Por lo menos por mi hijo háganlo”. Así comienza el video en el que un hombre ruega a su familia que pague el rescate que piden sus raptores. Carlos Pellegrino Argañaraz, de él se trata, está secuestrado cerca de la frontera entre Salta y Bolivia, según una denuncia presentada ante la Justicia de esa provincia.

Pellegrino Argañaraz, oriundo del pueblo de Salvador Mazza, desapareció en las últimas horas y su pareja radicó la denuncia, en la que contó que quienes lo tienen exigen para liberarlo la suma de 28 mil dólares.

Según publicó el diario El Tribuno, la madre de la víctima —Irene Santa Tárraga— relató que su hijo está aislado en algún lugar de la ciudad de Yacuiba o San José de Pocitos (Bolivia) y que ella había recibido amenazas de los secuestradores para que juntaran el dinero. 

El diario salteño agrega que hubo una negociación entre los secuestradores y la familia de la víctima y que se convino un pago de rescate sin la intervención de la Justicia argentina, opción que finalmente no prosperó. 

Horas después, los familiares de Pellegrino Argañaraz recibieron una serie de videos del hombre, en los que él pide enfáticamente que paguen el rescate. Se lo ve desesperado, con la voz quebrada, y dice no saber dónde se encuentra.

“Por favor, me van a cortar entero. En serio, no están jugando. Esta es la última oportunidad que me están dando. Dejen de amenazar. ¿Qué piensan que van a arreglar ustedes amenazando? Me tienen mal, lejos, ni yo sé dónde estoy. No hay ni señal ni nada aquí. Por favor, junten la plata, no me dejen morir aquí“, suplica la víctima en uno de los videos. 

En otro mensaje y con el mismo tono, el hombre advierte a sus familiares: “Ya estoy muy lastimado. Dejen de amenazar ya. No sé qué están pensando, me quieren ver muerto. Por favor, consigan la plata. Dejen de hacerla larga, me están lastimando mucho. Ma, fijate, no sé, vayan a hablar a la cooperativa por un préstamo. No sé, consigan la plata, pero ya no puedo estar así”.

Clarín se puso en contacto con la Justicia de Salta, que confirmó la existencia de la denuncia sobre el secuestro, pero sin dar más detalles. Solo informó que hay una investigación en marcha.

LGP

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados