de-gareca-a-bilardo-y-maradona:-la-relacion-entre-el-futbol-argentino-y-pablo-escobarDeportes 

De Gareca a Bilardo y Maradona: la relación entre el fútbol argentino y Pablo Escobar

Es sabido que el personaje de Pablo Escobar siempre guardó una relación muy fuerte con el mundo del fútbol, y su figura incluso se relacionó mucho con el éxito de Atlético Nacional a lo largo de los años 80. En las últimas horas, Ricardo Gareca fue consultado por las declaraciones de Popeye, uno de los sicarios más populares que trabajó junto a Escobar, y que afirmó en una vieja entrevista que el Tigre se encontraba en la mira del narcotraficante.

Todo tiene que ver con el paso del delantero por el América de Cali entre 1985 y 1987. Escobar y los suyos mantenían un enfrentamiento con el cártel de Cali, por lo que Popeye asegura que su jefe incluso llegó a plantearse el poner una bomba en el auto de algunos futbolistas del elenco Rojo.

“Ricardo Gareca siempre estuvo en la mira de Pablo Escobar; sin embargo, no llegaron a él. El amor por el fútbol del Patrón salvó a Gareca, pues a él y a los otros jugadores de América de Cali se les contempló colocarles un carro bomba, ya que el cártel de Cali le colocó un carro bomba a la familia de Pablo”, manifestó el sicario.

El actual entrenador de la selección peruana se hizo eco de las declaraciones de Popeye, y habló al respecto. Foto EFE/ Rayner Peña

El actual entrenador de Perú hizo referencia a estos dichos: “Me llegó una información a mí, porque yo no tengo redes sociales, a través de WhatsApp, sobre un comentario suyo que decía que me tenía en el listado. Yo estaba en un desconocimiento total, en aquel momento eran muy normales las rivalidades pero después cuando estalló el real problema yo ya no estaba”.

A partir de ese disparador, surgen muchos otros testimonios que futbolistas y allegados argentinos dieron a conocer sobre el capo narco. Escobar, que falleció en 1993, no solo tuvo la oportunidad de conocer sino que incluso llegó a compartir con más de una figura de nuestro fútbol.

Carlos Espósito y su cuerpo de árbitros

A partir de su enfrentamiento contra el Cartel de Cali, Pablo Escobar habría puesto a Ricardo Gareca en su `lista negra´. (AP Photo, Archivo)

Al recordar algunos cruces entre profesionales argentinos y Pablo Escobar, surge rápidamente un episodio vivido por el exárbitro Carlos Espósito y su equipo de trabajo en la previa del encuentro entre Atlético Nacional y Danubio, por las semifinales de la Copa Libertadores de 1989. Aquel partido, que terminaría dándole el pase a la final al elenco colombiano, quedaría en el recuerdo por un hecho particular.

Como ya fue mencionado por su mano derecha Popeye, Escobar fanatizaba por Independiente Medellín, pero de igual manera simpatizaba por un Atlético Nacional que por ese entonces era uno de los equipos más fuertes del continente. Para 1989, el club Verdolaga estaba a tan solo un paso de jugar la primera final internacional de su historia, y el oriundo de Antioquía tenía decidido interferir en el desenlace de este encuentro tan importante.

Conocíamos historias del Cártel de Medellín y el fútbol. Nunca con tanto detalle como la que Carlos Espósito, gran árbitro argentino, contó hoy en Un Buen Momento (@radiolared) sobre el apriete narco antes de un partido por #Libertadores. Va en 2 partes. Sencillamente IMPERDIBLE. pic.twitter.com/v9GpkZhG22

— VarskySports (@VarskySports) October 15, 2020

Después de un empate sin goles en tierras charrúas, el partido de vuelta se trasladaba a Medellín, donde Espósito sería designado como árbitro del encuentro. Al llegar a Colombia, el juez y sus colaboradores fueron abordados por un grupo de personas que lo trasladaron hacia el hotel. Ya alojados, recibieron la visita de Popeye y de otros hombres armados, que les ofrecerían 250.000 dólares a cambio de un arbitraje favorable al equipo colombiano.

Espósito aseguró haber rechazado la propuesta de los presentes, y en medio de una entrevista, replicó las palabras que salieron de la boca del sicario en ese momento. “La vida de ustedes acá no vale nada y en Buenos Aires puede costar mil dólares cada una”, habría dicho la mano derecha de Escobar. La realidad es que el encuentro finalizó con una goleada por 6 a 0 que le permitió a los colombianos acceder a la final.

Bilardo y su relación con el Patrón

Bilardo quedaría en la historia del fútbol colombiano, ya que lograría llevar al Deportivo Cali a una final de Copa Libertadores que finalmente perdería ante Boca. Foto EFE/Roberto Escobar

La relación entre Carlos Salvador Bilardo y Pablo Escobar quizás sea la más célebre entre las mencionadas en este repaso, ya que el Narigón tuvo un paso por el fútbol colombiano cuando dirigió al Deportivo Cali entre los años 1976 y 1979. Durante su estadía en tierras colombianas, el Doctor aseguró haber conocido al narcotraficante, con quien habría mantenido una relación bastante cercana.

“Que me pregunten si lo conozco es como si me preguntaran si conozco al presidente de Lanús o de Boca. ¿Cómo no lo voy a conocer? Todos ellos eran los presidentes de los clubes. Lo que reflejan las series es más o menos lo que pasó. Te invitaban a almorzar, a cenar, vamos a ver fútbol. Era una cosa normal. Uno sabía cómo era la cosa, porque la gente hablaba”, había asegurado Bilardo en una entrevista concedida en 2014 al ser consultado por su relación con Escobar.

Lejos de evitar declarar en torno al tema, Bilardo incluso aseguró haber conocido a Rodríguez Orejuela, cofundador del cártel de Cali. “Me invitaban a comer, fui a la casa de los dos. También iba a la cancha con ellos. Venían a Argentina porque les gustaban las chicas. Se quedaban en los mejores hoteles en el centro. Hablé con algunos gerentes, medio preocupado, y me decían: ‘Carlos, estos tipos gastan 5 mil, 10 mil pesos sólo en teléfono’. Hay que dejarlos tranquilos”, agregó Bilardo.

Bilardo no solo se encargó de dar detalles de su relación con estos estandartes del crimen organizado, sino que además habría intentado mediar entre ambos en un momento de conflicto. El Doctor se lamentó por no haber podido lograr un acuerdo entre ambos, y cerró: “Esa es una de las cosas que me quedaron torcidas. No lo pude arreglar, pero estuve a punto. Ahora todos los conocen. En aquella época sabíamos lo que significaban. Yo sabía con quién estaba”.

Escobar y un supuesto encuentro con Menotti

Después de enterarse de la anécdota que se encontraba circulando, Menotti desmintió rotundamente los dichos del periodista mexicano. (Photo by RONALDO SCHEMIDT / AFP)

En la década del 80 se puede situar el curioso episodio que habría tenido lugar entre el colombiano y el por entonces entrenador del Barcelona, César Luis Menotti. La anécdota salió a la luz hace apenas algunos años y a partir del relato del comentarista mexicano Christian Martinoli. Según lo comentado por el periodista, este hecho habría tenido lugar en 1983.

Martinoli, quien asegura haber conocido esta anécdota a partir de un dialogo con el propio Menotti, comenta que en la ciudad de Barcelona, donde un par de hombres lograron acercarse a Menotti, lo invitaron a viajar hasta Colombia para mantener una conversación con Pablo Escobar. Menotti, quien en primer lugar se habría negado a la propuesta, finalmente cedió ante la insistencia de los colombianos y se dispuso a viajar a Medellín.

El Flaco arribó a tierras cafeteras y fue trasladado hacia la hacienda Nápoles, una residencia en la que Escobar se encontraba instalado y que destacaba por sus excentricidades. Al llegar al lugar, Menotti tuvo la oportunidad de dialogar con un Gaviria que se encontraba más que emocionado, y que terminaría por ofrecerle el cargo de director técnico en Atlético Nacional, un club que por entonces comenzaba a ganar popularidad en el continente.

Por aquel entonces, Pablo Escobar ganaba cada vez más popularidad y se asentaba como uno de los nombres fuertes del fútbol colombiano.

El Patrón le daría al entrenador la posibilidad de elegir su sueldo y de imponer algunas condiciones, pero Menotti no tuvo dudas, y declinó la oferta inmediatamente. “Yo le mencioné que así como él era una persona que tenía sus sueños, que yo también era una persona de sueños y que para mí dirigir al FC Barcelona era uno de ellos”, le habría expresado el entrenador que algunos años antes había sido campeón del mundo con la Selección Argentina.

Escobar por su parte, comprendió la situación de Menotti, y antes de despedirlo le dio aviso de que esa propuesta seguiría en pie.

De todas formas, el entrenador oriundo de Rosario se encargaría de desmentir esta anécdota, asegurando lo siguiente: “Yo no sé cómo se puede decir eso de mi supuesta relación con Pablo Escobar. Es una infamia”. Es por estas declaraciones, que la anécdota es tratada como un supuesto, aunque varias fuentes continúan asegurando que mencionada reunión sí tuvo lugar.

El día que Maradona desmintió una anécdota con Escobar

Aseguraban que el ya desmentido encuentro se había dado en 1991, año en el que Maradona fue detenido por posesión de drogas. (Fotografía: AFP)

A la hora de plasmar anécdotas, un nombre que nunca puede faltar es el de Diego Armando Maradona. A partir de un “creer popular” se aseguraba que había conocido al Patrón y que incluso había visitado la hacienda ubicada en Medellín. El relato tenía que ver con un supuesto viaje de Diego en 1991, y con una propuesta monetaria del colombiano que hubiese terminado con Maradona jugando un partido de fútbol junto al narco.

De todas formas, esta anécdota sería desmentida hace tan solo unos años por el propio Maradona, quien al aire de TyC Sports aseguró: “No fui a la hacienda Nápoles, te lo juro por mi viejita que ni lo conocí. Nunca me regaló nada y la verdad lo que hacía era horroroso. Para todos y para mí, (y eso) que yo tomaba. Cuando no pudo llenar más de dólares la casa que tenía, empezó a construir casas para los pobres, pero no porque fuera bueno”.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados