el-banco-central-liberara-dolares-para-el-pago-anticipado-de-importacionesEconomía 

El Banco Central liberará dólares para el pago anticipado de importaciones

El Banco Central flexibilizará la semana próxima el cepo al pago anticipado de importaciones. La medida que se terminará de definir mañana busca garantizar el acceso a los insumos esenciales para la producción, en donde temen la parálisis de la actividad en las empresas afectadas y su impacto en la principal fuente genuina de divisas, que son las exportaciones.

Se va a flexibilizar la norma con el objetivo de no afectar ninguno de los procesos productivos, atendiendo la necesidad del sector industrial de garantizar el flujo de insumos fundamentalmente, que es lo más preocupante”, confirmaron fuentes de la entidad encabezada por Miguel Pesce, en donde sugirieron que el grifo se abriría en menor medida para los bienes de capital.

La decisión fue tomada después de las reuniones y charlas mantenidas por el titular del BCRA, su vice Sergio Wosencheysen y el director Arnaldo Bocco, con las cámaras y agrupaciones fabriles (UIA, ADIMRA, CGERA, ENAC), una agenda que continuará la semana próxima con los autopartistas de AFAC, las terminales nucleadas en ADEFA y los industriales bonaerenses de UIPBA.

En dichos encuentros, los empresarios solicitaron anular la comunicación A 7375 del Central, que desde el 6 de octubre pasado redujo el tope para anticipar pagos de US$ 1 millón a US$ 250.000 dólares y determinó que dicho limite también aplicará a pagos de anticipos y pagos a la vista, a la vez que se suspendió la excepción que regía para pagos de bienes de capital.

La restricción dispuesta en conjunto con nuevos límites a la compra de dólares financieros tuvo un impacto directo en el frente cambiario, ya que le permitió a Pesce comprar más de US$ 500 millones en octubre, después de vender US$ 950 millones en septiembre por la demanda sostenida de importaciones en un contexto de menor ingreso de divisas del agro y una mayor brecha cambiaria.

De esa manera, la entidad ya acumuló en lo que va del mes el monto suficiente para cubrir la creciente brecha entre los pagos de compras al exterior y las efectivamente ingresadas al país. Esa “discrepancia” alcanzó el mes pasado los US$ 500 millones, un nivel que según las autoridades del BCRA se explica por aquellos que giraron divisas para dolarizarse sin traer la mercadería.

La contracara fue que la fabricante de neumáticos FATE alertó por problemas en sus plantas por la falta de dólares y la automotriz Renault interrumpió la venta del Kwid en el país. Esas presiones, a las que luego se sumaron las pymes, motivaron primero en la autorización de pagos puntuales y ahora la reformulación del esquema vigente hasta el próximo domingo.

La idea no es prorrogar la normativa, sino publicar una nueva para volver al escenario previo al 6 de octubre, aunque con limitaciones. Según fuentes empresarias, una opción que se evalúa es subir el tope para girar divisas en descubierto para el pago anticipado de importaciones desde los US$ 250.000 actuales a US$ 550.000, una medida que favorecería principalmente a las pyme.

El cepo lo abren porque si no hay proveedores que puedan pagar, no se van a vender insumos a las terminales para fabricar autos y estas no van a poder exportar, lo que a la larga significa menos divisas por exportaciones. Es muy dificil separar el caso del que adelantó para cubrirse de una devaluación y quienes lo hacen normalmente”, dijo un industrial.

Mientras tanto, la cúpula de la UIA, liderada por Daniel Funes de Rioja, aguarda con incertidumbre los cambios. La central fabril había pedido retornar al esquema anterior, frente a lo cual Pesce agilizó la compra de repuestos para las líneas de producción y prometió que no habría inconvenientes con la importación de bienes de capital.

Pero esas expectativas podrían verse frustradas ante la percepción dentro del BCRA de que las importaciones de bienes de capital este año alcanzaron niveles récord y es uno de los mecanismos utilizados para obtener dólares en un contexto aún complicado para acumular reservas por las presiones sobre los dólares paralelos y los pagos de deuda por delante. 

“Los pagos al exterior por servicios, pagos de intereses y capital e intervenciones en el mercado de cambios oficial y financiero siguen imposibilitando que el Banco Central acumule reservas de manera sostenida. En lo que va de octubre las reservas brutas crecieron apenas US$ 94 millones, a pesar de las compras en el mercado de cambios oficial por casi U$S 500 millones en lo que va del mes”, señaló Delphos.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados