congelamiento-de-precios-retro:-la-medida-de-alfonsin-hace-34-anosPolítica 

Congelamiento de precios retro: la medida de Alfonsín hace 34 años

Hace 34 años, el 20 de octubre de 1987, el expresidente Raúl Alfonsín aplicó el congelamiento de precios tal y como dictaminó el gobierno de Alberto Fernández a través de la resolución firmada por el secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti.

El hallazgo tuvo lugar en la red social Tik Tok, tras la viralización de un mensaje televisivo que correspondía al entonces gobierno radical. Usuarios notaron que el anuncio alfonsinista coincidía con la promulgación de la medida en tiempos recientes.

También dieron cuenta de alguna que otra diferencia. Entre ellas, que la lista divulgada durante la presidencia de Alfonsín contenía tan solo 80 productos, mientras que la oficializada por la Administración Fernández cuenta con alrededor de 1500 productos.

Incluso la situación económica distaba mucho de la actualidad. En 1987, la inflación interanual terminó en 135% mientras que la variación de precios promedio de aquel año fue de 3079%, registrándose también una devaluación histórica del peso.

Durante el breve anuncio, una locutora leía: “Mensaje de la Secretaría de Comercio Interior: precios máximos vigentes a partir del 20 de octubre de 1987“. Acto seguido, comenzaba a enumerar los productos cuyos precios iban a ser congelados.

“Pollo fresco eviscerado (4.55 australes por kilogramo); la docena de huevos blancos (1.90 australes), Asado de novillo (4.45 australes); carnaza común (3.05 australes); leche entera vitaminizada (0.81 australes) y manteca paquete (1.81 australes)”, detallaba.

Congelamiento de precios: el listado completo de los 1.432 productos que retrotraerán su valor

Y concluía: “Queso cuartirolo (5.41 australes); pan francés (1.50 australes); galletitas de agua (3.45 australes); Azúcar común tipo A (2.30 australes); harina trigo 000 (1.25 australes); aceite comestible (3.50 australes) y fideos semolados (1.10 australes)”.

En ese entonces se desempeñaba como secretario de Comercio Interior Ricardo Mazzorín, conocido por comprar pollo a Hungría en 1988 y que la entrega nunca llegase ya que el Servicio de Sanidad Animal (Senasa) declaró que no estaba aptos para el consumo.

Pese a conocer de antemano los errores de la medidas implementadas por el régimen radical, y sin tener el apoyo de los principales referentes del empresariado alimenticio, el gobierno decidió poner en marcha el mismo plan para combatir el cuadro inflacionario.

“No parece un gran esfuerzo para un número de empresas, que serán unas 60, mantener los precios de cerca de 1500 productos por 90 días”, remarcó Feletti ante la prensa y horas antes de que la resolución fuese promulgada en el Boletín Oficial.

JFG / ED

También te puede interesar

Articulos relacionados