momento-de-decision:-la-siembra-de-tomatesSociedad 

Momento de decisión: la siembra de tomates

Desde mediados del invierno se empieza a soñar con las cosechas estivales. Los tomates son sin duda los reyes de la huerta y, para evitar frustraciones, tener información es un excelente recurso.

Crecimiento ¿determinado o indeterminado?

El cultivo de tomate se inicia por semilla, en almácigo. Estas son de tamaño mediano y de buena germinación. Son sensibles al frío desde sus primeros estadios y por esa razón a esta altura del año necesitan protección. Antes de sembrar es importante decidir cuáles variedades van a prosperar en las condiciones de cada casa. No es lo mismo cultivarlos directamente en el suelo que en macetas. Una colección de sobres de semillas con hermosas fotos puede ser el paraíso o el infierno si no se sabe qué tipo de crecimiento tiene la variedad a sembrar. Básicamente, los tomates tienen crecimiento determinado o indeterminado. En esta tabla se detallan las diferencias.

Cuadro de crecimiento del tomate.
Cuadro de crecimiento del tomate.

La información del tipo de crecimiento de cada variedad viene detallada en el sobre de las semillas o en el consejo de quien las regaló o intercambió. Que el tomate sea pequeño, no indica que la planta de la cual proviene sea pequeña. La mayoría de las variedades de “cherries” son indeterminadas ya que son las más indicadas para la gran producción. Cuando las plantas tienen hasta 0.20/ 0.30 m se mantienen erguidas, pero luego cambian y se vuelven decumbentes, es decir que los tallos de las tomateras caen a la tierra. Ese es el momento indicado para proveerles un soporte de conducción que las mantenga erguidas. Lo necesitan todas las variedades indeterminadas y algunas determinadas si están en lugares ventosos. De esta forma alcanzan mejor la luz solar, están más aireadas y si la zona es húmeda, se previenen enfermedades fúngicas en las hojas y en los frutos.

Diferencias y similitudes

Las plantas de tomate indeterminados pueden crecer indefinidamente hasta que se deje de regar o el frío y la falta de luz terminen con la planta. Los determinados, en cambio, crecen hasta que se desarrollan cuatro o cinco racimos de flores y se detienen. Ambos tipos emiten “brotes” en las axilas de las hojas. Si se pretende cosechar tomates grandes es necesario retirar estos brotes para evitar que las plantas tengan demasiadas hojas y produzcan muchos tomates más pequeños que del tamaño que caracteriza a la variedad. Esta tarea se llama “desbrotado”.

Cuatro tomateras de crecimiento indeterminado serán suficientes para que dos personas puedan cosechar frutos a lo largo de toda la temporada y disfrutar de tomates muy frescos en cada ensalada. Los determinados al tener una producción “explosiva” son ideales para quienes preparan salsas y las envasan para consumir a lo largo del año.

El bife de los vegetarianos. (Foto: TN.com.ar)
El bife de los vegetarianos. (Foto: TN.com.ar)

El bife de los vegetarianos

Hay variedades italianas y del norte de España que producen tomates de tipo “Beafsteak”, carne de ternera. Son frutos muy grandes, poco ácidos y de color rojo intenso. Los más comunes pesan 0.5 kg, pero los especiales que crecen en la parte baja de la planta alcanzan los 1.5 kg. Cortados en gruesas rodajas y asados a la parrilla, se preparan los cotizados “bifes vegetarianos”. A estas plantas es necesario protegerlas del ataque de los pájaros, por ejemplo, con redes ya que un picotazo no detectado a tiempo iniciará el deterioro del enorme fruto.

“Un poco de algo y mucho tomate, ¡no habrá quien te mate!”, dice el refrán aludiendo a sus saludables virtudes. ¡A organizarse! Que estamos en el momento exacto de planificar exitosamente su cultivo.

Articulos relacionados