ed-asner,-una-leyenda-de-la-tv-norteamericana,-murio-hoy-a-los-91-anosDeportes 

Ed Asner, una leyenda de la TV norteamericana, murió hoy a los 91 años

“La mayor cantidad de correo de fans que recibo es por Up, una aventura de altura y Elf, el duende. Amo esas dos películas. Will Ferrell es un genio y el hombre más gracioso con el que me haya cruzado desde Ted Knight. Up tiene un guión genial”, decía Ed Asner en un perfil publicado hace pocos días en The Hollywood Reporter dedicado a la leyenda de la TV que murió este domingo a los 91 años.

El actor, que las nuevas generaciones descubrieron gracias al film de animación de Pixar, no solo le había prestado su voz para interpretar a Carl Fredricksen, el anciano protagonista en la versión original en inglés, sino que también había inspirado a los animadores a crearlo a su imagen y semejanza como un señor grande siempre malhumorado pero con un corazón de oro. Y, claro, para muchos jóvenes espectadores, Asner fue el Papá Noel definitivo en la maravillosa Elf, película navideña protagonizada por Ferrell y dirigida por Jon Favreau.

En 2020 fue incorporado al Salón de la fama de la TV norteamericana

En 2020 fue incorporado al Salón de la fama de la TV norteamericana (Rodin Eckenroth/)

Aunque lo cierto es que para el público norteamericano adulto Asner, nacido el 15 de noviembre de 1929, en Kansas City, Missouri, siempre será recordado por su personaje, Lou Grant, en los ciclos televisivos The Mary Tyler Moore Show y su propio spin off, Lou Grant. Ese papel le consiguió cinco de sus siete premios Emmy, los otros dos, que lo convirtieron en el actor masculino con más galardones de la Academia de televisión en su haber, fueron por sus interpretaciones en las miniseries Hombre rico, hombre pobre y Raíces, en la que encarnó al capitán del barco que trasladaba a Kunta Kinte a América.

“Lamentamos informar que nuestro amado patriarca falleció esta mañana. Se fue en paz. Las palabras no pueden expresar la tristeza que sentimos. Con un beso en la frente, buenas noches, papá. Te amamos”. Así lo despidió hoy su familia a través del perfil de Twitter del actor que hizo del gruñón Lou Grant, el productor de noticias en el canal en el centro del relato de la legendaria ficción The Mary Tyler Moore Show y luego de editor del ficticio diario Los Angeles Tribune en su propia serie, una marca registrada.

Antes de dedicarse a la actuación, Asner, dos veces presidente del sindicato de actores que recibió un reconocimiento por su trayectoria en el gremio y fue inducido al salón de la fama de la TV norteamericana en 2020, soñaba con ser un aventurero. El menor de los cinco hijos de una familia judía ortodoxa que había puesto sus esperanzas en el histrionismo del benjamín -aunque suponían que aprovecharía sus dotes naturales como rabino-, no se acostumbró a la universidad de Chicago que dejó a los dos años de inscripto para volver a Kansas a vender zapatos y enciclopedias. Sin embargo, lejos de las aulas, la ciudad lo atrajo por su estimulante circuito teatral al que se integró rápidamente. Sin embargo, como explicó en una entrevista con The New York Times en 1973, sus aspiraciones eran otras. “Lo que realmente deseaba era viajar a Sudamérica o ser marinero en un rompehielos en Alaska, pero no me animé”. De todos modos, su falta de coraje no impidió que fuera reclutado para la Guerra de Corea y, aunque pretendió formar parte de la compañía teatral del ejercito, fue rechazado y enviado a un puesto estratégico en Francia.

Ed Asner junto a David Mazouz en El inventor de juegos, la película de Juan Pablo Buscarini que vino a filmar a la Argentina

Ed Asner junto a David Mazouz en El inventor de juegos, la película de Juan Pablo Buscarini que vino a filmar a la Argentina

De regreso a los Estados Unidos, el actor cuyas últimas apariciones fueron en las series Grace y Frankie y como el padrastro de Johnny Lawrence en Cobra Kai, se dedicó al teatro primero en Chicago y luego en Nueva York, dónde también consiguió algunos papeles en televisión. Ese trabajo extra se convirtió en su actividad principal cuando se mudó a Los Ángeles, en 1961. Rápidamente se ganó un lugar como actor de carácter tanto en la pantalla chica como en el cine dónde debutó en el film de Elvis Presley Piso de lona (1962), al que le siguieron Con la vida en un hilo (1965), junto a Sidney Poiter y Anne Bancroft y Este es mi camino (1969), otra película protagonizada por Presley en la que Asner interpretó a un policía, un papel que repitió mucho a lo largo de su carrera que se afianzó definitivamente cuando lo contrataron para el exitoso The Mary Tyler Moore Show, en 1970. El programa, co creado por James L. Brooks fue una pieza fundamental de la TV norteamericana de la época que lidiaba desde el humor con el empoderamiento femenino en los tiempos de las postrimerías del hippismo y las reivindicaciones feministas.

“Me gustó cuando lo leí. No tenía idea de que iba a tener la longevidad que tuvo. Para mi era un trabajo. No tenía idea que buscaban romper con las barreras establecidas para las mujeres solteras. Ni sabía que estaban siendo oprimidas. Pero rápidamente me di cuenta de que teníamos un tema candente entre manos. En términos personales yo era un actor que iba de trabajo en trabajo y el éxito del programa me permitió no estar a la espera del próximo papel. En principio tenía trabajo por un año. Fue genial”, contaba Asner en el perfil que le dedicó The Hollywood Reporter. Lo cierto es que aquella comedia y su más serio spin off le aseguraron continuidad laboral por doce años.

Actor incansable tanto en TV como en cine, Asner nunca pensó en la jubilación. Sus notables apariciones cruzaron décadas y géneros. En los sesenta fue el rival de John Wayne en el western El Dorado (1967) y participó de la comedia de Blake Edwards Peter Gunn en acción (1967). Luego en los thrillers Noche sin fin (1970), Daniel, el último testigo (1983), Distrito Apache, el Bronx (1981), JFK (1991) y Violencia en la tempestad (1998). En los últimos años, más allá de las mencionadas películas para toda la familia Elf (2003) y Up también formó parte del elenco de El inventor de sueños, la película dirigida por Juan Pablo Buscarini basada en la novela de Pablo de Santis que lo trajo a la Argentina para filmar sus escenas como el abuelo del joven protagonista interpretado por David Mazouz (Gotham), que fueron rodadas en la Ciudad de los niños de La Plata. En la TV apareció también en series destacadas como The Closer, The Practice, Studio 60 on the Sunset Strip y The Good Wife.

Articulos relacionados