resumen-1-eeuu-inicia-retiro-de-tropas-de-kabul;-ataca-a-ei-tras-explosion-en-aeropuertoDeportes 

Resumen 1-eeuu inicia retiro de tropas de kabul; ataca a ei tras explosión en aeropuerto

28 ago (Reuters) – El presidente Joe Biden advirtió el
sábado que era muy probable que se produjera otro ataque de
militantes en Afganistán, mientras soldados estadounidenses
dejaban el país desde el aeropuerto de Kabul, tras días
frenéticas en los que Washington y sus aliados han evacuado a
ciudadanos y a afganos en riesgo.

Washington informó que había matado a dos militantes de
Estado Islámico que planeaban ataques en Afganistán después de
un atentado suicida afuera del aeropuerto el jueves, mientras
Estados Unidos da fin a su presencia militar en el país.

Las autoridades estadounidenses también advirtieron sobre un
alto riesgo de más ataques del grupo, enemigos tanto de
Occidente como de los nuevos gobernantes talibanes de
Afganistán.

Biden afirmó que el alto mando militar le había dicho que
era muy probable que se produjera un ataque en las próximas 24 a
36 horas. Indicó que la situación sobre el terreno sigue siendo
“extremadamente peligrosa”.

Después del atentado del jueves en el que murieron decenas
de afganos y 13 soldados estadounidenses, el incidente con más
pérdida de vidas para los miembros del servicio estadounidense
en Afganistán en una década, Biden prometió perseguir a los
perpetradores. Dijo que el ataque viernes no fue el último.

“Continuaremos persiguiendo a cualquier persona involucrada
en ese atroz ataque y haremos que pague”, aseguró.

Los talibanes condenaron el ataque estadounidenses, que fue
realizado de noche y con aviones no tripulados en la provincia
de Nangarhar, una zona oriental que limita con Pakistán.

“Los estadounidenses deberían habernos informado antes de
realizar el ataque aéreo, fue un claro ataque en territorio
afgano”, dijo a Reuters un portavoz talibán, agregando que dos
mujeres y un niño resultaron heridos.

Los talibanes han dicho que han arrestado a algunos
sospechosos involucrados en la explosión del aeropuerto.

El portavoz Zabihullah Mujahid también afirmó que los
talibanes se apoderarían del aeropuerto “muy pronto”, después de
la retirada de las fuerzas estadounidenses, y anunciarían un
gabinete completo en los próximos días.

El gobierno respaldado por Occidente y el ejército afgano se
retiraron cuando los militantes islamistas de línea dura
ingresaron a la capital el 15 de agosto, dejando un vacío
administrativo que ha reforzado los temores de un colapso
financiero y un hambre generalizada.

Mujahid dijo a Reuters que el grupo había designado
gobernadores y jefes de policía en todas menos una de las 34
provincias de Afganistán y que actuaría para resolver los
problemas económicos del país.

Un funcionario estadounidense dijo a Reuters el sábado que
quedaban menos de 4.000 soldados en el aeropuerto, frente a los
5.800 en el pico de la misión de evacuación. El portavoz del
Pentágono, John Kirby, confirmó más tarde a los periodistas que
la retirada había comenzado, pero se negó a decir cuántos
miembros del servicio quedaban.

La explosión suicida del jueves, reivindicada por Estado
Islámico del Gran Jorasán, la afiliada afgana de EI, provocó un
baño de sangre frente a las puertas del aeropuerto, donde miles
de afganos han llegado para intentar tomar un vuelo desde que
los talibanes regresaron al poder.

La invasión de Afganistán encabezada por Estados Unidos a
fines de 2001 derrocó al entonces gobernante Talibán como
castigo por albergar a los militantes de Al Qaeda que estuvieron
detrás de los ataques del 11 de septiembre de ese año.

Los talibanes, ante la pérdida de miles de millones de
dólares de ayuda para el país, llamaron a Estados Unidos y otras
naciones occidentales a mantener relaciones diplomáticas tras su
retirada. Gran Bretaña dijo que eso sólo debería suceder si los
talibanes permiten el paso seguro para aquellos que quieren irse
y respetan los derechos humanos.

Días finales peligrosos

La Casa Blanca dijo que los próximos días probablemente
serán los más peligrosos de la operación de evacuación. Estados
Unidos y sus aliados han sacado a unas 111.900 personas de
Afganistán en las últimas dos semanas, según el Pentágono.

Con otro ataque contra el aeropuerto de Kabul casi con
certeza, según funcionarios estadounidenses, la embajada de
Estados Unidos en Kabul advirtió a los estadounidenses que
evitaran el aeropuerto.

El último vuelo británico que evacuó a civiles de Afganistán
salió de Kabul el sábado. Las tropas británicas llevarían
consigo a un pequeño número de ciudadanos afganos cuando se
vayan este fin de semana, dijo un portavoz del Ministerio de
Defensa. El jefe de las fuerzas armadas, Nick Carter, reconoció
que cientos de personas que habían trabajado con Gran Bretaña no
lo lograrán.

En el ataque del Pentágono contra sospechosos militantes en
Nangarhar, un funcionario estadounidense dijo el viernes que un
avión no tripulado MQ-9 Reaper que volaba desde Oriente Medio
tenía como objetivo a un militante de EI que estaba planeando
ataques y estaba en un automóvil con un asociado.

Los residentes de Jalalabad, la capital provincial,
declararon que habían escuchado varias explosiones alrededor de
la medianoche y Malik Adib, autoridad de la comunidad, dijo que
tres personas murieron y cuatro resultaron heridas en un ataque
aéreo. El ejército estadounidense dijo en un comunicado que no
sabía de víctimas civiles.

(Reporte de oficinas de Reuters; escrito por Robert Birsel,
Doina Chiacu y Philippa Fletcher; Editado en español por Janisse
Huambachano/Carlos Serrano)

Articulos relacionados