boca-–-river,-por-la-copa-argentina.-patricio-loustau-dirigira-el-clasico:-por-que-genera-malos-recuerdos-en-ambos-ladosDeportes 

Boca – River, por la Copa Argentina. Patricio Loustau dirigirá el clásico: por qué genera malos recuerdos en ambos lados

Ya empieza a vivirse el superclásico, por los octavos de final de la Copa Argentina, que se disputará el miércoles próximo en el estadio Único de La Plata. Antes de encarar la cuarta fecha del Torneo 2021, Boca y River ya saben quién será el hombre que impartirá justicia: Patricio Loustau, un árbitro con varios enfrentamientos de esta magnitud en la espalda y mirado de reojo desde ambos lados por antecedentes que dejaron molestias.

La ruleta (sin paz) de Boca: del portazo de Sebastián Villa a la titularidad de Juan Ramírez y la jugada del departamento de legales

El juez, de 46 años, fue designado por la AFA para llevar adelante el cruce de eliminación directa. Durante las últimas horas habrían existido repercusiones dudosas acerca de las opciones que había dado a conocer Federico Beligoy, director nacional de arbitraje: “Entre (Néstor) Pitana, Loustau y (Darío) Herrera estará el árbitro”, le había dicho el jueves a Radio la Red.

En el xeneize, según trascendió, no querían saber nada con que Pitana se hiciera cargo, tras aquella decisión equivocada en 2014, cuando vio un córner que no era y terminó en el gol victorioso de Ramiro Funes Mori; en River no querían, justamente, al que terminó siendo elegido por enojos del último tiempo: si bien Loustau se defendió de sus decisiones, en el Millonario siguen recordando penales no cobrados y un gol anulado por un offside que no existió en el encuentro ante Atlético Tucumán, el del empate (1-1) que le permitió a Boca ser campeón de la Superliga en marzo de 2020.

Patricio Loustau y un gran desafío en Boca-Central

Patricio Loustau

De todas maneras, desde ambos lados no olvidan ni perdonan sus desempeños en superclásicos puntuales. En 2011, durante su debut en un Boca-River, desde Núñez le reprocharon los penales por agarrones que el árbitro obvió. Aquella terminó siendo una historia marcada a fuego por los protagonistas: 2-0 en la Bombonera, con goles de Martín Palermo y Juan Pablo Carrizo en contra, y más adelante la historia finalizó con el descenso de River.

Por el lado boquense tienen presente la Supercopa 2018 en Mendoza que terminaron perdiendo 2-0. El primero de los goles fue de penal, producto de un contacto mínimo de Edwin Cardona a Ignacio Fernández. ¿Cuál es la historia detrás de la historia? En la previa habría existido una promesa de que ese tipo de jugadas tan finas no tendrían protagonismo en un cruce tan importante. Y es el día de hoy que Guillermo Barros Schelotto, DT de Boca, tiene la espina clavada por esas palabras.

El cuarto superclásico de 2021, por la Copa Argentina: por qué es el peor momento de jugar para Boca (y para River, también)

Incluso las consecuencias de esta situación llegaron más lejos. En un partido que Boca jugó ese año ante Huracán, Fernando Rapallini (el 4° árbitro de ese día en Mendoza) fue el principal en Parque Patricios y tuvo un conflicto con Fernando Gago, capitán xeneize. Los diálogos subieron de tono y terminaron discutiendo fuerte, también, el Mellizo Barros Schelotto con Rapallini.

En Boca sienten que River se puede sentir más perjudicado en el balance global, pero incluso tomando esta vara están preocupados en que ese reclamo histórico millonario “juegue” en las futuras decisiones de Loustau en La Plata.

Así las cosas, el pasado debe ser pisado. Y los equipos, una vez terminada la cuarta fecha, ya tendrán que poner la cabeza en un nuevo duelo trascendental que ya tiene designado a un juez muy observado.

La actuación de Loustau en la final de 2018

Articulos relacionados