Las cartas y la estrategia que River y Boca llevarán el martes a la mesa de la ConmebolDeportes 

Las cartas y la estrategia que River y Boca llevarán el martes a la mesa de la Conmebol

Tras un fin de semana repleto de incidentes, un “pacto de caballeros” y un reclamos cruzados entre la dirigencia de River y Boca, la final de la Copa Libertadores aún es un misterio: mientras que se busca una nueva fecha para disputar el tan ansiado partido, el presidente xeneize, Daniel Angelici, buscará que le quiten los puntos a los Millonarios, que tiene la confianza de que la Conmebol rechace el pedido y disponga una nueva fecha para jugar en el Monumental con su público.

La estrategia de Boca es exigir a la Conmebol que le otorgue los puntos.

Lo dejó en claro el propio Angelici ayer en una agitada conferencia de prensa: “Boca pide que (la Conmebol) se aferre al reglamento”. Puntualmente, el presidente Xeneize se refiere al artículo 18, que habla del operativo de seguridad a cargo del equipo local y de “sanciones disciplinarias”, entre las que se podría encontrar la quita de puntos.

El argumento de Angelici sería similar al que reclamó River en aquel partido por la Libertadores en 2015, cuando el equipo Millonario fue agredido con gas pimienta en el túnel del vestuario en la Bombonera. El pedido formal sería presentado mañana en la reunión que tendrán Angelici y su par de River, Rodolfo D’onofrio, con el titular de la Conmebol, Alejandro Domínguez, en la ciudad paraguaya de Luque.



Sin embargo, según Clarín, la decisión de la Conmebol sería que la final de la Copa Libertadores se dispute y que el resultado no sea definido en un escritorio, sino en una cancha de fútbol. River tiene la expectativa de que el encuentro se dispute en su cancha con público local.

De todos modos, por ahora es un misterio cuándo y dónde se jugará. Aunque se rumoreó mudar la final a los Emiratos Árabes, donde en diciembre se disputará el Mundial de Clubes que debe tener al ganador del superclásico argentino, eso quedó totalmente descartado: el partido se jugará en la Argentina.



El cuándo, todavía, es un verdadero misterio. Por lo pronto, este próximo fin de semana será imposible, debido a que Buenos Aires será una ciudad sitiada por la cumbre del G-20 que comienza el viernes. En ese contexto, la alternativa sería disputarlo el sábado 8 de diciembre. El escenario sería el estadio Monumental. La seguridad es uno de los puntos trascendentales a definir: ¿están las condiciones dadas para garantizar un operativo exitoso, tras los incidentes de este fin de semana?

Articulos relacionados